El director David Robert Mitchell ganó mucha notoriedad después de que estrenara su segunda película, It Follows, una cinta de horror bastante original que el mismo escribió y dirigió, la cual hoy en día es considerada una de las mejores películas del género en lo que va del siglo. Por esta razón su siguiente trabajo entusiasmaba a muchos seguidores ya que este nuevo material, nuevamente escrito y dirigido por él mismo, se tituló Under the Silver Lake o como en fue localizada en nuestro país, El misterio de Silver Lake.

Esta película se centra en Sam, un joven desenfadado que cierto día descubrirá a un hermosa y misteriosa chica nadando en la piscina de su unidad habitacional. Después de conocerla, las cosas parecen que salieron lo suficientemente bien como para verla nuevamente al día siguiente, el problema es que esta chica, desaparece al día siguiente sin dejar rastro. Por lo que a partir de aquí y decidido a encontrarla, Sam comenzará a seguir una serie de pistas, códigos y mensajes ocultos que lo llevarán a experimentar un viaje surreal que lo envolverá poco a poco en misterios, conspiraciones y asesinatos por toda la ciudad de Los Ángeles.

Para esta película, David Robert Mitchell, contó con el talento de Andrew Garfield, actor que interpreta a Sam y en el que recae por completo el peso de la película, logrando hacer un muy buen trabajo como este personaje peculiar. El resto de los personajes casi podría decirse que son cameos y solo sirven para apoyar teorías o entregar nuevos códigos al personaje principal. La misteriosa chica, Sarah, es interpretada por Riley Keough, quien también a pesar de sus pocos minutos en pantalla, su personaje es lo suficientemente misterioso como para atrapar al espectador.

La historia es un completo viaje de pista en pista y que por muchos momentos se sentirán sin sentido, siendo este el principal punto negativo de la película, una trama que si bien en el papel, se ve bastante interesante, en la ejecución se siente por momentos hasta parodia, algunos eventos son tan fortuitos e intrascendentes en la trama que te dejaran con más dudas que certezas. Esto termina convirtiéndola en una película poco accesible para el público en general, de hecho, en la sala de cine donde fui testigo del metraje, se salieron 12 personas, de alrededor 30 que nos encontrábamos.

La verdadera magia de la película se centra en las decenas de referencias a la cultura pop, pero sobretodo al homenaje que hace hacia lo que es Hollywood; por todos lados encontrarás referencias a películas de horror, ciencia ficción y clásicos del cine hollywoodense, revistas, música y hasta videojuegos. Se nota que el director es un amante de la cultura pop en general, porque todo el tiempo hace homenajes a películas como Something’s Got to Give, Rear Window o 2001 A Space Odissey. Hace uso por momento de un estilo noir que se le sienta bien a la película. Otro de los aciertos sin duda es la banda sonora que ayuda a crear un ambiente inquietante que se acopla perfectamente con todo el misterio que envuelve cada una de las situaciones que se le van presentando al protagonista (además también el soundrack está lleno de referencias culturales de diferentes épocas.).

Sin duda El Misterio de Silver Lake es una película diferente, que contraste con mucho del material comercial de esta época del año pero lamentablemente, su estilo indie, sus referencias, arte y música no logran apartar de tu mente esa alocada y surreal trama que más de una ocasión te lleva a decir WTF. Es como comer de un platillo bien presentado, pero al cual nunca llegas a agarrarle sabor.

Review de 'El Misterio de Silver Lake'
Positivo
  • Su arte
  • Música
  • referencias
Negativo
  • Su historia
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
8.3