Desde que Godzilla se estrenara en 2014, siempre estuvo rodeada de rumores sobre si se enfrentaría a diversas criaturas de gran poder, donde evidentemente destacaba King Kong. Para cuando Kong: Skull Island fue estrenada, la escena post-créditos confirmaba que ambos titanes compartían el mismo universo, algo que emocionó a los fans y por fin después de algunos retrasos debido a la pandemia que estamos atravesando, Godzilla vs Kong llegó a las pantallas de cine mexicanas, mientras que nuestros vecinos del norte tuvieron que conformarse con su lanzamiento a través de HBO MAX.

Esta cinta sigue la trama justo donde se quedó la segunda parte de Godzilla, donde este ha derrotado a criaturas como Gidorah y el mundo le reconoce como una figura que lucha por el bien del planeta. Lo cual genera cierto desconcierto después de que Godzilla ataque distintos puntos del mundo sin razón aparente, situación que una compañía privada llamada Apex ha decidido aprovechar para su propio beneficio, ya que han elaborado un plan para llegar a un lugar conocido como La tierra hueca, lugar del que posiblemente provengan todos estos titanes. Para llegar a dicho punto, deberán contar con la ayuda de Kong, no sin antes tener que lidiar con el inmenso reptil, ya que ambas figuras son Alfas, por lo que están destinadas a luchar entre sí para que solo exista un ser dominante.

Adam Wingard es quien dirige esta nueva entrega. Es conocido por su labor dentro del género de horror, siendo esta su primera película dentro del género de acción y con un blockbuster de esta magnitud. La verdad sea dicha, no hace un mal trabajo ya que otorga muy buen dinamismo a la historia con su dirección, algo que echó mucho en falta la segunda parte de Godzilla. También hay varios puntos a destacar, uno de ellos es que como cinta de acción, resulta ser entretenida; su duración hace que el tiempo pase rápido. Su cast está diversificado por actores de todas las latitudes, por lo que resulta interesante en ese aspecto y como mexicano, da gusto ver a figuras como Demián Bichir y Eiza González interpretando a personajes millonarios con sus propias motivaciones para lucrar con el conflicto principal. Por otro lado, los combates entre los personajes que dan nombre a la película son emocionantes y cuentan con una muy buena labor de efectos visuales.

Ahora hay que abordar todo lo malo que tiene este filme (que es mucho). Para iniciar, el final es sumamente insatisfactorio e incluso puede provocar la carcajada a más de una persona. El tono que se usa en muchos tramos de la película es similar al drama de una telenovela. Otro detalle es que a pesar de que la banda sonora por sí sola no es mala en absoluto (fue compuesta por Junkie XL), es utilizada de forma muy peculiar para reforzar esas situaciones «dramáticas», dando como resultado momentos muy extraños. También el vínculo entre una niña y la bestia puede parecer algo poco original debido a que es algo que se ha visto en múltiples ocasiones en otras historias. Por su parte, toda la sub-trama que involucra a Millie Bobby Brown es insufrible y no aporta algo genuinamente interesante (en realidad ninguna de las tramas que involucran a los humanos lo es). Existen muchas cosas que no tienen sentido y al final todo termina siendo mero espectáculo vacío hecho para satisfacer a los fans. Más allá de eso, no tiene nada qué ofrecer.

Review de 'Godzilla vs Kong'
Positivo
  • Acción
  • Los enfrentamientos de los monstruos
Negativo
  • El uso de la música
5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
9.9