La novena película del director Quentin Tarantino ha levantado muchísimas expectativas y es que después de todo, la respuesta de la crítica con respecto esta película que se estrenó en el marco del Festival Internacional de Cine de Cannes ha sido en su mayoría positiva, aunado a que también el mismo director asegurado que esta es su penúltima producción, esto ha ayudado a levantar aún más las ansias por verla.  Había una vez en Hollywood es sin duda la película más personal del director, ya que se aleja del marcado que lo caracteriza y que lo ha colocado como uno de los últimos directores de culto.

La trama de Once Upon a Time in Hollywood, título original en inglés, nos presenta a Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) una estrella de televisión venida a menos y que cuya fama alcanzada en un Western televisivo se va apagando. Rick pasa los días  entre audiciones y filmaciones de capítulos pilotos de otras series buscando una última oportunidad de brillar y mantenerse dentro del estilo de vida Hollywoodense con ayuda de su inseparable doble de acción,asistente y amigo, Cliff Booth (Brad Pitt), durante los últimos meses de la época dorada del cine Hollywood.

La principal característica de las películas de Tarantino está sin duda en sus increíbles guiones plagados de diálogos inteligentes y que te hacen conocer a los personajes si necesidad de que  haya una gran presentación en pantalla. En esta ocasión las cosas cambian, ya que Tarantino se aleja de este estilo pues Había una vez en Hollywood no es sobre lo que tienen que decir los personajes, más bien es sobre lo que los personajes principales están sintiendo con respecto a los cambios que se están llevando acabo en el fin de una época de como se hacían las cosas en Hollywood. Y para esto la interpretación de Leonardo DiCaprio y Brad Pitt queda como anillo al dedo logrando transmitir cada una de esas emociones sobre la incertidumbre que viven este par de personajes con respecto al futuro de sus carreras y claro que ya de acuerdo la trama ciertos momentos se ven aderezados por la incursión misteriosa de estos hippies que forman parte de la familia, cómo se hacía llamar el clan formado por Charles Manson, y que sus incursiones aunque sean pocas cada vez que aparecen en pantalla son un verdadero gozo ya que inteligentemente, el director utiliza el prejuicio que tiene el espectador hacia estos personajes lo cual provoca secuencias muy tensas.

Otro de los puntos a destacar es sin duda la gran representación de la ciudad de Los Ángeles y en específico de Hollywood de la época de fines de los sesentas, la cual es recreada de una forma espectacular que te llena de nostalgia al pasear por cada una de las avenidas, al ver los letreros, las tiendas que rodean, los coches de la época, la forma de vestir, la forma de entretenerse de la gente, pero sobre todo al estilo de vida de los famosos que podemos encontrarnos en los diferentes momentos de la trama, principalmente Sharon Tate interpretada por Margot Robbie, quien causó polémica por como es que funciona su personaje, ya que representa el estilo de vida al que quieren llegar los personajes principales. Además también podemos ver en pantalla a Roman Polanski, Jay Sebring, Bruce Lee, Steve McQueen, entre otras estrellas de la época.

Lamentablemente para algunos espectadores, Había una vez en Hollywood puede ser pesada y es que el director se aleja de su estilo ya establecido para contarnos una historia de una manera diferente además si a esto le sumamos las dos horas y cuarenta minutos que dura la película puede llegar a enfadar a más de uno si no se engancho con la trama. Misma situación con la gran cantidad de referencias que aparecen en pantalla, pues si uno desconoce la época como de los productos y películas que se manejaban por aquel entonces muchas referencias pueden quedarse en el aire y no causar el impacto esperado.

Sin duda alguna, Había una vez en Hollywood es una película que amaras u odiaras, pero definitivamente no te dejara indiferente. Tarantino le entrega una carta de amor a los amantes de la época de los sesentas. Para después complacer a sus fanáticos con un cierra que te dibujara una sonrisa. Por cierto no olvides quedarte unos minutos después de los créditos pues existe una pequeña escena que si eres conocedor del Tarantinoverse, vas a entender de inmediato.

 

Review de Había una vez en Hollywood
Lo Bueno
  • Producción
  • Actuaciones
Lo Malo
  • Duración
  • Si no te atrapa puedes sufrirla
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0