Harley Quinn es una serie animada que se puede ver en exclusiva a través de la plataforma de streaming HBO MAX. Con respecto a Harley Quinn como personaje, hay que recordar que su origen se dio gracias a la serie animada de Batman que fue tan famosa durante la década de los 90 como el interés romántico de Joker (o guasón como le prefieran llamar). Fue tanto su impacto que sus historias se trasladaron a los cómics sobre Batman, donde ha encontrado protagonismo en Gotham City Sirens (el cual se enfoca en las villanas Gatúbela, Hiedra Venenosa y Harley), además de múltiples apariciones en más de una versión del Escuadrón Suicida o La Legión del Mal. A eso sumemos que en películas live-action ya cuenta con dos representaciones por parte de Margot Robbie (próximamente tres si contamos versión de Suicide Squad de James Gunn), por lo que su popularidad está más que establecida. Por eso no sorprende que se haya creado una serie en torno a su figura.

Cuando digo que Harley Quinn es una serie animada, probablemente te imagines que hablo de un proyecto dirigido hacia un público infantil o adolescente como suele ser el trabajo de estas adaptaciones sobre personajes de DC Comics, pero en este caso, Harley Quinn fue desarrollada para una audiencia adulta, algo que podrás notar desde los primeros minutos del episodio piloto. Ya sea desde el uso constante de profanidades por parte de todos los personajes que aparecen, el uso tan gráfico que se le da a la violencia, poniéndose al mismo nivel de Rick & Morty o similares en ese aspecto, o incluso la forma en la que se abordan temáticas de índole sexual, que sin ser explícitas, sí que son bastante sugerentes.

La serie fue creada y escrita por Justin Halpern, Patrick Shumacker y Dean Lorey, además de fungir como productores ejecutivos, donde también participan Sam Register y Jennifer Coyle. Los episodios son cortos pero entretenidos, con una duración aproximada que ronda los 20-25 minutos y cada una de las dos temporadas disponibles cuenta con 13 episodios.

Esta versión de Harley recibe su voz por parte de la actriz Kaley Cuoco, a quien probablemente recuerdes como Penny de la muy famosa The Big Bang Theory y que a decir verdad, hace un trabajo muy interesante y ameno al interpretar a esta antiheroína. La serie se enfoca en seguir las afortunadas y desafortunadas aventuras de este personaje luego de haber sufrido una ruptura amorosa con el Joker (quien recibe su voz de Alan Tudyk). Esto le lleva a crear una alianza y posterior amistad con Hiedra venenosa —con un fabuloso trabajo de voz por parte de Lake Bell— donde se dará cuenta de la relación tan tóxica que tenía con el príncipe payaso del crimen. Conforme la trama avanza, sus objetivos episódicos le irán reuniendo y obligando a formar equipo con personajes como Doctor Psycho, King Shark, Clayface y Sy Borgman, además de uno que otro encuentro con Batman, la Liga de la Justicia y una versión muy peculiar del Comisionado Gordon.

Precisamente la irreverencia y el tono paródico y satírico en que se nos presenta tanto a héroes como villanos es una de las principales virtudes de esta producción animada. Resulta muy grato ver cómo los miembros de la liga de la justicia o de la legión del mal, a pesar de seguir siendo aquellos a quienes conocemos en cuanto a personalidad, ofrecen matices nuevos que le sacarán la carcajada a más de una persona. Otro aspecto a favor es que toca con mucha inteligencia la forma en la que este subgénero está enfocado casi en su totalidad hacia los personajes masculinos, dejando poco espacio para que los personajes femeninos brillen a pesar de que sus poderes y/o capacidades pudieran equipararse o incluso superar a muchos héroes o villanos de género masculino.

Harley Quinn es una serie feminista en cierto modo, que promueve la sororidad entre mujeres. Claramente, sus principales detractores provienen de aquellos a los que les incomodan estos temas, pero si este no es tu caso, no tienes de qué preocuparte ya que la pasarás muy bien con cada episodio. Incluso existe un capítulo en específico donde se alude a este tipo de fandom tóxico, el cual juzga con base en ideas preconcebidas sin antes consumir los productos para poder crear una crítica lo suficientemente objetiva, donde les gana la visceralidad. En mi opinión es uno de los episodios mejor logrados de la serie.

Aparte de este tema que siempre está presente y es uno de los detonantes para que Harley modifique su comportamiento a lo largo de la serie, también se ahonda en su orientación sexual, dejando pistas sobre su bisexualidad, algo que existe de forma reciente en los cómics donde se le ha visto relacionada con Hiedra venenosa de una forma más que amistosa. Otro aspecto que altera la percepción de la realidad de Harley en esta serie es la moralidad de sus actos, de cómo su acción o inacción afecta a aquellos que le rodean ya sea para bien o para mal. El caos que su personalidad contiene es reflejado con mucho tino por parte de los guionistas de la serie donde cada decisión que toma tiene una reacción. A veces graciosa, a veces bastante caótica, demostrando que existe un muy buen balance entre la comedia y las narrativas que presenta.

No cabe duda de que Harley Quinn es una bocanada de aire fresco para el catálogo animado de DC, además de una propuesta bastante entretenida dentro del catálogo de HBO MAX y que a pesar de su absurdidad y no tomarse demasiado en serio, cuenta con un núcleo bastante sólido, donde el desarrollo de personaje y arcos dramáticos están bien definidos para una serie con estas características. Además, el hecho de que se ubique dentro de su propio universo sin estar conectada a ninguna otra serie animada de DC es otro aliciente para ver este proyecto tan particular.

Review de 'Harley Quinn'
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
8.8