Por Alejandra Cruz

Desde hace algunos años, el actor Shia LaBeouf se ha alejado de los blockbusters que le posicionaron dentro de la industria cinematográfica debido a sus múltiples arrestos, personalidad problemática e incluso, acusaciones de plagio. Probablemente esta sea la razón por la cual cada vez se le ve más seguido en proyectos mucho más independientes y arriesgados, con la finalidad de demostrar que se trata de un actor talentoso. Varios de sus trabajos más destacados son Nymphomaniac, Charlie Countrymany American Honey por mencionar algunos.

En esta ocasión regresa con Honey Boy, una película dirigida por la documentalista Alma Har’el y escrita e interpretada por él mismo. Este filme es un trabajo autobiográfico que narra la relación entre Shia LaBeouf y su padre durante sus primeros años como estrella infantil de Hollywood. A través de una fotografía cálida, que matiza la crudeza de las escenas, la cinta se desarrolla en dos periodos de tiempo en la vida del protagonista: uno durante su niñez y el otro durante su juventud.

En la película vemos como después de una vida llena de adicciones, detenciones y accidentes, Otis de 22 años (Lucas Hedges) ingresa a un centro de rehabilitación donde es diagnosticado con TEPT (Trastorno de Estrés Postraumático). Durante este doloroso proceso y como parte de su recuperación, tendrá que rememorar y escribir sobre los recuerdos de su infancia, delimitada por la separación de sus padres y su trabajo como actor infantil. Así es como nos adentramos en los días de Honey Boy, apodo que recibió de niño (Noah Jupe), los cuales transcurren en un cuarto de hotel en compañía de un padre adicto y violento. Esta relación padre-hijo es el punto medular de la historia, con escenas que nos llevan del resentimiento y la frustración, a la búsqueda constante de afecto y amor incondicional.

Lo más conmovedor de la película es, sin duda, ver a Shia LaBeouf interpretar el papel de su padre: catarsis pura, empatía y humildad. Honey Boy es una cinta honesta e introspectiva que logra tocar las fibras más sensibles del espectador al mostrarnos los caminos de la reconciliación personal, además de poner énfasis en la detección de los traumas de la infancia y la importancia de atenderlos con ayuda profesional.

Review de 'Honey Boy'
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0