Greta Gerwig sorprendió a todos en el año 2017 gracias a su ópera prima, Lady Bird, la cual nos mostraba las desventuras de una joven en pleno proceso de maduración mientras experimenta el paso a una etapa más adulta, intentando entrar a la universidad. Gerwig, que hasta entonces había destacado principalmente por sus trabajos como actriz, pero no fue hasta que co-escribió Frances Ha junto a su actual esposo, Noah Baumbach, que nos percatamos del potencial y talento como guionista. Regresando al tema de su debut como directora, sus grandes aciertos le valieron el reconocimiento que muy pocas mujeres han logrado obtener en la industria. Es por esta razón que su segundo largometraje como directora era tan esperado, el cual ha redefinido su posición como escritora y directora; contando con una adaptación de una obra muy conocida (la octava del clásico escrito por Louisa May Alcott), Mujercitas.

La trama de Mujercitas se conoce de sobra, donde la adaptación de 1994 es la más famosa de todas y que contaba con una joven Winona Ryder como actriz estelar. En dicha historia, se nos presenta la vida de cuatro hermanas que durante la guerra de secesión en los años de 1860, crecen y van conociendo los posibles futuros dentro de la sociedad a la que pertenecen, donde Jo March (Saoirse Ronan), es el personaje que se encarga de dar voz a las demás.

Por increíble que parezca, hay que destacar lo que parecía improbable de lograr, esta nueva versión encuentra la forma de presentarse a la audiencia de una forma fresca la historia sobre estas mujeres, sus sueños y luchas. Esto es debido a la gran labor que Greta Gerwig llevó a cabo como guionista y directora, logrando crear una gran experiencia adornada a la perfección con la música del siempre elegante Alexandre Desplat. El nuevo diseño narrativo de esta historia es su mayor acierto, convirtiéndole en un filme ingenioso, llamativo y sobre todo, conmovedora. Otro aspecto que también hay que resaltar es el diseño de producción, vestuarios y la fotografía, creando así bellos fotogramas.

Por supuesto, no está de más alabar el trabajo del resto del elenco ya que además de contar con actores del calibre de Meryl Streep, Laura Dern, Bob Odenkirk y Chris Cooper,los que más destacan son los jóvenes. Gerwig acierta al contar nuevamente con Saoirse Ronan, presentando una más que interesante interpretación como Jo March. A su vez, Timothy Chalamet destaca por el carisma que trae al proyecto, pero quien se lleva los elogios es Florence Pugh, quien presenta una versión de Amy March mucho más compleja que en cualquiera de las adaptaciones anteriores sobre esta historia.

Algo que también logra Gerwig es hacer que un clásico se sienta actual, dando voz a las mujeres, a sus situaciones y deseos, los cuales se profundizan mucho más en el contexto en el cual se desarrolla la historia, pero aún así logrando impactar en la actualidad. No sin perder ese tono jovial e ilusorio de su ópera prima, pero manejándose con mucha más soltura en su rol como directora para esta ocasión. Eso sí, en su recta final el tono se transforma un poco y puede ser demasiado meloso, cursi o soso, alejándose de la perfección que se nos venía presentando desde un inicio.

Lo que me parece increíble es que a estas alturas, los encargados de seleccionar y entregar los premios a lo mejor del año, se nieguen a reconocer el enorme talento y trabajo de las mujeres dentro de labores de dirección. Donde los méritos de sus colegas masculinos sí que han tenido reconocimiento, aún cuando sean menores a lo que Greta Gerwig nos presenta con su segunda película o muchas otras directoras que fueron completamente ignoradas. Afortunadamente para Greta, su carrera como autora va en ascenso y eso es lo más importante, ya que lo está haciendo muy bien.

Review de 'Little Women'
Positivo
  • El diseño de la narrativa
  • El elenco revitaliza a los personajes
  • Música, fotografía y vestuario
Negativo
  • Peca de ser cursi en su recta final
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.0