Para ser honesto, quisiera extenderme a detalle pero no hay mucho que pueda decir sobre esta película, solo esto:

Dejando las bromas de lado, Locos Por La Herencia resulta ser una película que sin problemas podría convertirse en una clase de estudio para cualquier curso o escuela que enseñe apreciación cinematográfica. ¿La razón? Es el ejemplo perfecto de todo lo que NO se debe hacer en una película. Iniciando con el pilar de cualquier historia, su guion simplemente no funciona. Se percibe carente de todo sentido, ocasionando una nula credibilidad para cualquier acción o diálogo expuesto a través de los personajes que protagonizan este desastre, Alberto Guerra y Paulette Hernández, quienes curiosamente, han demostrado que tienen talento al haberse involucrado en otro tipo de proyectos (obras de teatro y series de tv); lo cual solo confirma que si los actores no logran convencer, el problema proviene desde la caótica dirección de Juan Carlos de Llaca. El guion pretende abordar temas que son sumamente complejos en nuestra sociedad, pero aquí son presentados a través de plot points y sub-tramas que no te llevan a ningún lado.

¿Pero de qué va la historia? La trama nos presenta (a través de uno de los peores trabajos de edición y montaje que he visto en años), a Héctor (Alberto) y Andrea (Paulette), un par de hermanos que en teoría se podrían convertir en los herederos de una empresa que manufactura chocolates y posee un gran éxito. Pero para poder convertirse en herederos de dicho imperio deben cumplir un par de requisitos muy específicos: ambos tienen que tener una pareja, estar casados y con hijos. Hasta aquí todo suena a una típica comedia mexicana más pero el gran problema de esta producción es que en ningún momento causa risa, ni siquiera de forma involuntaria a través de sus malas decisiones como lo hiciera Tommy Wiseau con su película de culto The Room. La comedia se convierte en un drama familiar con temática de abandono infantil e incesto, donde todo se torna un poco serio para finalmente volverse una película romántica.

Cada segundo que pase, este proyecto te irá sorprendiendo en el peor de los sentidos ya que no existen elementos favorables o destacables a resaltar. Se nota que Alberto y Paulette quisieron hacer todo lo posible por brindarle autenticidad a sus personajes pero esto les fue sumamente complicado cuando en realidad no tienen material suficiente para ofrecernos algo de valor. Otro factor que me impactó (repito, de mala manera) fue que esta película posea una fotografía tan mala. Ni siquiera diré amateur porque he visto proyectos escolares con mucha mejor calidad técnica que el presentado en esta película. Encuadres mal planeados, tomas con dron simplemente porque sí, cambio de exposición de luz entre toma y toma, corrección de color no uniforme; solo por mencionar algunos porque de lo contrario no terminaría.

Ojalá que con las nuevas implementaciones que se harán en «beneficio» de la producción de contenido cinematográfico nacional, evitemos repetir errores tan grandes como el haber creado, producido y distribuido algo tan lamentable como lo es Locos Por La Herencia. Si buscan buen cine mexicano, es imposible encontrarlo en producciones de esta índole.

Review de 'Locos Por La Herencia'
Positivo
  • Alberto Guerra y Paulette Hernández (siendo actores decentes) le echan muchas ganas pero ni siquiera ellos son capaces de salvar este desastre
Negativo
  • Para ser una "comedia" es cero graciosa
  • Pésima calidad técnica en todas sus categorías
  • Malísima dirección
1Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0