El cine inglés es uno de los más ricos, siempre presentando una que otra película que resultan un verdadero golpe taquillero o en su defecto, muchas otras terminan convirtiéndose en cintas de culto. Uno de los directores más reconocidos de este país es Guy Ritchie, director que salta a la fama por Lock, Stock and two smoking barrells, pero la verdadera consagración llego con Snatch. Después de eso se le han presentado varias oportunidades de demostrar sus habilidades artísticas; desde comerciales, videos musicales y por supuesto más producciones cinematográficas. Muchas de ellas son una fría recepción de la crítica especializada. Ahora después de triunfar con la adaptación live action de Aladdin, se ha estrenado su más reciente película, Los Caballeros, cinta que en su idioma original se titula, The Gentleman.

Fiel al estilo de Guy Ritchie, la trama central de Los Caballeros sigue a un narcotraficante norteamericano, que controla la mayor distribución de marihuana en Inglaterra, este hombre responde al nombre de Mickey Pearson (Matthew McConaughey) quien después de años de dedicarse al negocio, decide que es tiempo de venderlo y alejarse para disfrutar del retiro junto a su amada Rosalind Pearson (Michelle Dockery), situación por la cual le ofrece a otro magnate, Matthew (Jeremy Strong). El problema radicará cuando aparecen varios inconformes con la venta y deciden salir a la caza del Mickey, quien está bien protegido por su grupo de sicarios, encabezado por Ray (Charlie  Hunnam).

Sin duda algunas las películas llenas de delincuentes y mafiosos en situaciones totalmente cotidianas para los personajes es el verdadero gusto culposo del director, quien se le nota cómodo con estas historias, cuyos diálogos son ricos en momentos llenos de humor negro. Los Caballeros, no es la excepción e incluso es probable que sea el mejor trabajo que ha realizado el director en los últimos años.

Sin embargo, el guión está lejos de ser perfecto, por momentos tiene mucho dinamismo y en otros se apaga completamente. Variad situaciones terminan siendo resueltas de una forma poco verosímil, provocando que te enfrentes a un producto falto de imaginación y que fiel al estilo del director, desde la mitad de la película ya te encuentras esperando ese giro de tuerca que acomode toda la maraña de trama que se ha creado, pero cuando sucede no es tan impresionante como lo ha hecho en otras cintas.

El elenco que logró reunir funciona, Matthew McConaughey interpreta a un gangster diferente, un mafioso inteligente, sobrio y discreto, pero que no resulta un personaje que transmita esa sensación de alerta en todo momento. Charlie Hunnam, interpreta al brazo derecho del protagonista y sicario principal, papel que le asienta a la perfección, pero cuya explotación es mínima. A decir verdad los únicos papeles que me resultaron interesantes fue el de Hugh Grant quien representa a un periodista investigador que trata de chantajear a este imperio de la marihuana, siendo que este personaje de nombre Fletcher, funciona como el narrador de toda la historia y va llevando el hilo, agregándole cada cierto momento su toque de humor. Y el personaje más recordado de la cinta es The Coach, interpretado por Colin Farrell y que es sin duda todo un personaje Ritchie, con dialogos sin sentido y que provocan las situaciones más rebuscadas.

Fuera del punto argumental y actoral, la película no ofrece demasiado, incluso puede decirse que es solo un producto apenas entretenido que a pesar de su interesante elenco, no termina por entregarnos lo que se esperaba de una producción de este calibre. Es una lástima por que el director en verdad tiene talento, solo que no ha vuelto a encontrar esa historia que lo regrese al mapa como alguien relevante.

Review de ‘Los Caballeros’
Lo Bueno
  • Collin Farrell
  • Ritchie regresa a género que más le sale
Lo Malo
  • Siempre estas esperando los giros
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0