Después de tres años Jim Jarmusch regresó con Los Muertos No Mueren, cinta que fue estrenada durante la edición 72 del Festival de Cannes de este año. Desde sus inicios el director de cine estadounidense ha dado mucho de qué hablar, utilizando géneros que podrían considerarse un poco anticuados para la época, pero dándoles su propio enfoque, como Ghost Dog, Stranger Than Paradise, o más reciente Only Lovers Left Alive. En esta ocasión se vale de una de las más complicadas técnicas de obra que es la parodia. La parodia es un género literario que a todos nos fascina. Es considerado por muchos como una manera de reflejar homenaje o crítica, con la que podemos reflexionar de forma cómica los problemas que la sociedad vive. Y Jim Jarmusch no es un desconocido de la parodia. A lo largo de su carrera hemos visto momentos de comedia negra, muy a su estilo.

En Los Muertos No Mueren, Jim Jarmusch nos demuestra que reconoce el valor del género zombie, una corriente cinematográfica que a pesar de estar ‘sobre exprimida’ en el cine y en la televisión, nos da su visión en la nostalgia y en el alto consumismo que vivimos hoy en día. La trama se centra en el pacífico y tranquilo pueblo de Centerville, el cual tras una serie de eventos extraños investigados por la policía local, todos los habitantes terminan enfrentándose a una horda de Zombies, quienes están regresando de la muerte.

Lamentablemente para Jim Jarmusch, esta producción no logró cautivar a la prensa como lo han hecho sus trabajos previos. Con un guión lleno de momentos de humor negro y que se centra en  la crítica de la cultura sociopolítica mexicana. El problema es que el integrar tantos personajes termina provocando que la trama se vuelva un verdadero desastre. Una lástima ya que contaba con un elenco que llamó mucho la atención encabezado por Bill Murray, Adam Driver y Chloë Sevigny como los miembros de la policía local que se encuentran tratando de figurarse que está ocurriendo. Steve Buscemi, Danny Glover, RZA, Tilda Swinton, Selena Gomez e Iggy Pop son algunos de los actores que interpretan a los lugareños y que tendrán que enfrentarse contra los no vivos.

Uno de los puntos más interesantes a resaltar es sin duda el más que decoroso trabajo que se hizo en la caracterización de los zombies, un trabajo de maquillaje que se asemeja al de los Zombies originales que nos trajera en su época el padre género, George A. Romero, cuyo trabajo se encuentra homenajeado en múltiples ocasiones.

Al final de cuentas Los muertos no mueren podría convertirse en la cinta más incomprendida de Jarmusch, una películas que ha alejando audiencias y desencantado a una crítica que sintió estafada pues no fue lo que les prometieron, situación que recae completamente en un trabajo del área de marketing. Definitivamente solo el tiempo nos dirá si nos encontramos ante una película de culto o de plano se hundirá en el olvido.

Review de 'Los Muertos no mueren'
Lo Bueno
  • Elenco
  • Maquillaje
Lo Malo
  • Guión desordenado
  • Ritmo
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0