Ang Lee es un director legendario, ganador de múltiples premios alrededor del mundo, siendo sus películas más aplaudidas, The Hidden Tiger and the Crouching Dragon, Brokeback Mountain y Life of Pi. En cada una de ellas, uno de los puntos más sobresalientes es sin duda el uso de innovadoras técnicas y formatos de filmación. Lamentablemente esta búsqueda por la innovación ha provocado que sus últimos productos no hayan sido del agrada general del público y crítica. ¿Y por qué ha sido? Más allá de la experimentación, se ha desenfocado en lo que le llegó a ser reconocido: por contar historias audaces, con un guión sólido y un cast sobresaliente. Situación que busca revertir en Proyecto Géminis.

En esta ocasión la trama de Proyecto Géminis se centra en un mercenario, Henry Brogan, quien  liquida personas indeseables para el gobierno americano a cambio de grandes cantidades económicas. Su vida siempre se encuentra en constante peligro y persecución, pronto notará que es perseguido, por Junior, un joven que preside todos sus movimientos, pronto gracias a una espía del gobierno llamada Mary y de Baron, un viejo amigos, los cuales se ven involucrados en la persecución, se terminará dando cuenta de que este personaje es su clon y que forma parte del proyecto de una división llamada Géminis, dirigida por su antiguo colega Clay Verris.

A través de escenas de acción, que sí entretienen y que están bien hechas, vemos como el problema de Henry al ir descubriendo la verdad, se enfrentará con una problemática al tratar de convencer a su clon, quién es el verdadero enemigo. La película es un producto de entretenimiento, que mientras va develando la verdad del proyecto, va causando el problema, en no ser original, se vuelve una historia insufrible, predecible y mal construido que a pesar de sus escenas de acción, se siente como un producto para hacer sufrir al espectador, en donde Ang Lee, no muestra nada de lo que lo ha caracterizado como un buen director, se siente como una película dirigida por alguien más y el problema es que es una historia de acción floja, sin una buena construcción de personajes, con diálogos inútiles y escenas predecibles y situación que sorprende es que el guión proviene de Bill Ray, quien escribió Capitán Phillips, escrito junto con una de las mentes detrás de Juego de Tronos, David Bennioff y Darren Lemke, uno de los escritores de Shazam.

El elenco que logró reunir para Proyecto Géminis resulta interesante, encabezado por el rey de los Blockbusters, Will Smith, quien siempre es un aliciente para la taquilla, además acompañado de una Mary Elizabeth Winstead, Clive Owen y Benedict Wong. Lamentablemente la estrella principal, no brilla, ante un guión muy flojo, donde sus personajes buscan tener una dualidad que es muy mal explotada. El villano interpretado por Owen, resulta uno de esos personajes exagerados y casi caricaturizados. En épocas donde las audiencias demandan villanos con más capaz y mejor desarrollo, el presentado en esta producción resulta una verdadera falla.

La innovación visual que se intenta hacer, no aporta en nada. Y es una lástima que para un director como Lee, sea un tropiezo enorme para su carrera, tras haber ganado el Oscar por Life of Pi. Proyecto Géminis, no vale la pena, el esfuerzo por ver a Will Smith rejuvenecido o en peleas, deja mucho que desear, porque le película es genérica, aburrida y un desperdicio.

Review de Proyecto Géminis
Positivo
  • Escenas de acción
Negativo
  • Historia
  • Formato de vídeo
3.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0