No hablar sobre Christopher Nolan es prácticamente imposible, sobre todo sin que su filmografía y estilo se colen en la conversación. Estos debates, sobre si a uno le gusta o no el sello tan característico de su cine, pueden durar horas o incluso días. No queda duda alguna sobre la inmensa base de fans que tiene y ha creado a lo largo de los años (donde su participación en la trilogía de Batman es uno de los factores principales para ello). Estos fanáticos del cine de Nolan, le defienden a capa y espada en contra de aquellos que argumentan que su cine no es tan bueno como se vende. Precisamente aquí entra en juego uno de los elementos principales dentro de sus películas, el tiempo. Este elemento se ha convertido en un ingrediente muy importante dentro de su filmografía y el cual ha estado presente desde sus primeros trabajos, hasta los más obvios como Tenet. El uso del tiempo como herramienta narrativa puede ser tanto una fortaleza, como un punto débil, ya veremos el por qué.

Su producción más reciente es Tenet, ese monstruo que ha creado en conjunto con Warner Bros. y que tiene como finalidad salvar al cine, pues en reiteradas ocasiones, Nolan se negó completamente a estrenar digitalmente su película ya que aseguraba que es una experiencia que debe vivirse en una sala de cine. En esta cinta, se nos introduce a un hombre sin nombre interpretado por John David Washington, un agente de la CIA que recientemente ha tenido una misión fallida en Kiev. Poco después de este evento, sus superiores lo remiten con una científica que se encuentra estudiando un efecto muy peculiar con respecto al tiempo y el armamento. Esto le llevará a otro punto donde descubrirán la existencia de una organización que está preparando un cataclismo contra el mundo y como todo héroe de acción, deberá encontrar la forma de detenerlo. Todo esto sin dejar de lado el concepto principal del filme: el tiempo.

Si bien es cierto que es un tanto complicado explicar la trama sin revelar información en el proceso, aquí lo que hay que tomar en cuenta es que seguramente para muchos, tener un solo visionado para comprender todo lo que se está viendo en pantalla no será suficiente, sino que requerirán algunos más. No por complejidad, sino por la forma en que se ha creado el montaje para este proyecto. Por otra parte, también es cierto que a pesar de lo engorrosa que es su presentación, su estructura es muy simple y hasta cierto punto, predecible.

Tenet es una película que implementa el uso del tiempo como parte fundamental de su historia, lo cual se enlaza a través de palíndromos visuales y lingüísticos, que solo cumplen con la función de apantallar al espectador y no de tener una lógica narrativa realmente asentada. Más allá de su espectacularidad visual y sonora, se nos deja un mensaje simplista, meloso e irónicamente, repetitivo, a lo largo de todo su metraje.

Como he mencionado anteriormente, no se pueden negar sus méritos técnicos y resaltarlos. Cada secuencia de acción cuenta con coreografías muy interesantes para lograr transmitir esos efectos del tiempo que seguramente has visto en múltiples tráilers. La música que en esta ocasión fue concebida por Ludwig Göransson (luego de que Hans Zimmer no pudiera hacerse cargo debido a su compromiso con Dune de Denis Villeneuve), es un factor que en cierto modo resulta ser un aspecto positivo, ya que sus composiciones musicales le brindan cierta frescura. A su vez, también hay que destacar la inmensa labor de Hoyte van Hoytema, el cinefotógrafo que Nolan ha elegido para sus últimos proyectos y que aquí, vuelve a brillar con su trabajo.

Habiendo dicho todo esto, más allá del festín visual y de acción trepidante que nos presenta Tenet, por primera vez en mucho tiempo, el trabajo de Christopher Nolan se vuelve un poco hartante y fastidioso al explotar nuevamente su obsesión con el tiempo de una forma tan ruidosa, pero poco expresiva. Su clara ambición por crear algo inmenso y espectacular es ensombrecida por la gran cantidad de información expositora que más allá de hacer avanzar la trama, crea una sensación de letargo para una historia que en su núcleo, tiene poco qué decir. Sin dudas no es su mejor película, pero es muy probable que sea lo suficientemente entretenida para sus fans más acérrimos al igual que uno de los mejores objetos de critica para sus detractores. Tú decidirás de qué lado estás.

Review de 'Tenet'
Positivo
  • Música
  • Escenas de acción y sus efectos visuales y prácticos
Negativo
  • Desenlace
  • Demasiado ruidosa
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.1