Toy Story es una franquicia que ha resultado ser un negocio redondo para Disney, cada una de sus tres entregas han acumulado reconocimiento, premios y una ola de excelentes críticas, sin contar la gran cantidad de dinero que han generado. Por supuesto que Disney no iba a permitir que su pequeña mina de oro se dejara por la paz tan fácilmente, recordemos que hace nueve años se estrenó la tercera película, la cual en su tiempo presumió ser el cierre de la historia del famoso grupo de juguetes, pero no fue así, hace tres años en la convención D23 que organizó la compañía para mostrar su line up de películas para los próximos años, destaco el anunció de Toy Story 4, situación que dividió a la crítica, unos con el temor de que el cierre que ya nos habían dado fuera insuperable y un segundo grupo que confiaba en que Pixar nos traería nuevamente una película con una historia entrañable.

Así es como nuevamente John Lasseter, escritor original de las historias de las primeras tres entregas, ideó una nueva aventura para Woody y sus amigos, quienes parecen haberse adaptado bien al cuarto de Bonnie, lamentablemente no a todos les ha favorecido el cambio; Woody debe lidiar con la incomoda situación de no ser más el juguete favorito por lo que termina relegado por varias semanas. En busca de un poco de notoriedad termina acompañando a Bonnie al Kinder y ayudándola a crear un nuevo amigo con material de la basura llamado Forky, un tenedor desechable con piernas, brazos y ojos. Este nuevo personaje al no comprender la naturaleza de su existencia meterá en problemas a Woody, quien tiene la firme convicción de que su trabajo es cuidar de Forky por el bien de la felicidad de Bonnie. Así cuando deciden emprender un viaje los papás de Bonnie, los juguetes y Forky los acompañan, pero este último se extravía y Woody decide emprender su búsqueda para traerlo de vuelta a su dueña, a pesar que toda la travesía vaya teniendo sentimientos que no haya experimentado, porque Forky ahora representa lo que alguna vez fue para Andy, su antiguo dueño y todo terminara siendo más confuso para él, cuando tengo un encuentro con un juguete de su pasado.

El elenco original en su mayoría ha vuelto Tom Hanks como Woody, Tim Allen como Buzz Lightyear, Joan Cusack como Jessie y a estos se les unen Annie Potts como Boo Peep, Keegan Michael Key y Jordan Peele como Bunny y Ducky, Tony Hale como Forky y Keanu Reeves como Duke Kaboom, por que es importante que les mencione el elenco original, por que pocas veces en nuestro país estas películas llegan con su doblaje original, situación que se ha dado, aunque de forma limitada, es una verdadera oportunidad poder verla con las voces originales que levantan mucho más la historia.

Uno de los principales puntos de la película es sin duda su trama, la cual nuevamente trata temas bastante maduros en su trasfondo pero envueltos en una bonita presentación infantil. El director Josh Cooley maneja muy bien esta constante duda sobre saber ¿qué hacer con su vida?, ¿para que fueron hechos? y esto implica la introducción de nuevos personajes que todo el tiempo tienen los mismos conflictos existenciales que ya han vivido nuestro protagonistas. Esto suena repetitivo, y lo es, pero la forma en que el guión está escrito hace que estas mismas dudas se presenten de otra forma y contexto, situación que  terminara dando un giro nuevo que se consolida con el gran final de esta película.

Lamentablemente no todo va bien en la película, Buzz Lightyear ve reducida su participación y trascendencia en la historia, incluso los nuevos personajes terminan relegándolo. La fuerza opositora y que funciona como antagonista es Gaby Gaby, cuya historia es muy interesante, pero pudo ser más desgarradora, se nota que quisieron hacer un nuevo Lotso, pero este ya era muy difícil de superar, por fortuna el cierre de esta subtrama es uno de los puntos más altos en la película. Por último el arco de Woody, no sera del agrado de todos, sobre todo por algunos cliches que se permite la historia, aun así, los últimos minutos de la película son muy poderosos, no al nivel de su predecesora, pero sin duda necesarios para cerrar la trama del personaje.

Ahora pasando al apartado técnico, Pixar, sin duda son unos expertos en animación, la complejidad de las texturas y de la física que manejan en cada uno de los personajes, objetos y ambientes, es abrumadora. Simplemente la primera secuencia de la película tiene un manejo brutal de la física y como afecta no solo a los personajes si no hasta a la casa. Si hacen el ejercicio de ver Toy Story y luego la última entrega, el avance tecnológico ha sido a pasos agigantados, desde como se veía el perro de Sid, con una textura plana en su pelaje hasta como ahora el gato en la tienda de antiguedades se le pueden ver cada uno de sus pelos. Sin duda en este rubro no hay queja alguna, solo admiración completa.

Toy Story 4 está llena de grandes momentos, de comedia, de empatía hacia los juguetes y sobre todo de momentos emotivos y nostálgicos que aquellos que crecimos con la franquicia valoraremos y para aquellos que apenas la disfrutan, no hay duda que la disfrutarán por igual. Aunque quizá estas situaciones se sientan ya recicladas, para muchos, podrá ser una desilusión, pero no hay que negar que el final, es muy bueno, complejo y le da una perspectiva enriquecedora a la saga y así sientiendose como un final más adulto y comprensivo hacia la vida de un juguete. Aunque eso sí, basta decir que ya es necesario, dejar soltar esta franquicia, que aunque seguirá cosechando triunfos y éxito en taquilla. Una quinta se sentirá innecesaria.

¡Adiós Vaquero!

Review de 'Toy Story 4'
Positivo
  • Su final
  • Los personajes y la introducción de nuevos
Negativo
  • Su premisa se siente reciclada
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
8.1