Review de «Nocturnal Animals»

En la actualidad no es inusual ver que personalidades del mundo de la moda incursionen en el séptimo arte, desde diseñadores de moda hasta modelos que pretenden convertirse en actores o actrices. Lo que sí resulta un poco raro es que decidan convertirse en guionistas, productores y directores de cine, pues este es el caso de Tom Ford, un reconocido diseñador de modas que se hizo de una buena reputación dentro del cine gracias a su excelente ópera prima A Single Man, filme protagonizado por Colin Firth y basada en la novela homónima de Christopher Isherwood. La cual obtuvo una recepción excelente además de múltiples nominaciones a premios como los Globos de Oro o el Premio de la Academia.

Por eso mismo, muchos esperábamos que este director se lanzara de forma inmediata hacia su siguiente proyecto gracias a su precoz éxito, solo para sentirnos decepcionados al saber que sería algo que no iba a ocurrir pronto. Pero después de un lapso de siete años por fin podemos apreciar su segundo largometraje, Nocturnal Animals, cinta protagonizada por Jake Gyllenhaal, Amy Adams, Michael Shannon, Isla Fisher Aaron Taylor-Johnson. Es así que, justo cuando comenzamos a ver este filme, se hace evidente lo perfeccionista que resulta ser este director, al cuidar hasta el más mínimo detalle estético de sus películas. Un manejo sublime de diseño de arte apoyada en una muy cuidada fotografía, además de un precioso score por parte de Abel Korzeniowski, dándonos a entender porqué es que se tardó tanto en producir su segunda película.

Nocturnal Animals

En este filme conoceremos inicialmente a Susan (Adams), una mujer madura que pertenece al estatus más alto de la sociedad y es a su vez, una artista con sueños frustrados mientras ve que su —aparentemente— matrimonio perfecto comienza a resquebrajarse ante indicios de una posible infidelidad de su actual marido. Un hombre joven y guapo, cual empresario exitoso. Posteriormente se nos introducirá a este mundo en el que habita Susan, estéticamente perfecto pero frío y vacío a su vez, demostrando lo infeliz e insatisfecha que es con su vida actual. Poco después, Susan recibirá sorpresivamente el manuscrito de un libro escrito por Edward (Gyllenhaal) su ex-esposo, quien además de pedirle que lea dicho texto, se lo dedica. De esta forma se nos introducirá a una historia alterna, la ficción titulada Nocturnal Animals, la cual nos servirá como un puente de información entre el presente y el pasado, hurgando y exponiendo el trágico pasado entre Susan y Edward hacia nosotros, la audiencia.

Esta extraña simbiosis entre la ficción y la metaficción, nos sumerge en un mundo lleno de idealizaciones envueltas en la culpabilidad, pues conforme Susan avanza la lectura del manuscrito, nos damos cuenta de los eventos que inspiraron las acciones e inacciones de los protagonistas de la novela. Una novela llena de violencia explícita (y contenida), cobardía, venganza, redención y tragedia. Exponiendo la castración psicológica que Edward sufrió en su pasado con esta mujer debido a la presión social de familiares y amigos. Página tras página Susan se da cuenta de todos los errores que cometió en su relación, de aquello que perdió y que no sabía que añoraba tanto, experimentando así una especie de arrepentimiento tardío. Y es en este punto donde Nocturnal Animals se convierte en una historia mucho más profunda que un simple thriller, recordándonos el porqué extrañábamos tanto a este director que con apenas dos películas en su filmografía, ha logrado más de lo que muchos cineastas soñarían. Crear una obra que nos hace reflexionar sobre nuestras vidas y que perdurará en nuestra memoria por un largo tiempo, aún cuando abandonemos la sala de cine. Dibujando una breve sonrisa en nuestro rostro al poder haber apreciado un relato de tal belleza y magnitud a pesar del aire de melancolía que le envuelve, mientras Tom Ford incrementa su leyenda.

nocturnal-animals

9
Nota de lectores2 Votos
8.2
Lo Bueno
Excelente diseño de arte, música y fotografía
Soberbia dirección de Tom Ford
Las actuaciones de Jake Gyllenhaal y Michael Shannon
Lo Malo
El final puede dejar insatisfechos a algunos
9