«¿Qué es un fantasma? Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez, un instante de dolor quizás, algo muerto que parece por momentos vivo aún, un sentimiento suspendido en el tiempo, como una fotografía borrosa, como un insecto atrapado en ámbar.»

Mientras veía La Cumbre Escarlata, me fue inevitable recordar esa frase tan famosa de uno de los filmes más completos y personales del cineasta mexicano Guillermo del Toro, el cual es El Espinazo del Diablo. Su fascinación con los monstruos y fantasmas es más que evidente, pues han formado parte fundamental de su filmografía a lo largo de los años.

Si bien Crimson Peak La Cumbre Escarlata está lejos de ser la cinta más artística o de autor que pudiera tener este director en su trayectoria —donde sí resaltan filmes como Cronos, El Espinazo del Diablo El Laberinto del Fauno—, resulta ser bastante recomendable gracias a que se siente la gran pasión que Del Toro imprime a cada una de sus películas, convirtiéndolas en una parte de sí mismo, por muy comerciales o artísticas que estas puedan ser.

En La Cumbre Escarlata, seremos testigos de una historia que más que ser un cuento de horror, es una historia de romance con elementos góticos y de suspenso, que pudieran recordar a historias como Jane Eyre de Charlotte Brontë; Rebeca de Daphne Du Maurier; Drácula de Bram Stoker Cumbres Borrascosas de Emily Brontë, gracias a los elementos que contiene pero a su vez, mostrando el perfeccionismo visual que Guillermo es capaz de alcanzar con la finalidad de contar su historia. Aquí conoceremos parte de la vida de Edith Cushing (Wasikowska), una joven y brillante mujer que aspira a convertirse en una famosa escritora, quien pretende utilizar el concepto de los fantasmas como una métafora. Todo esto cambia cuando su familia recibe la visita de Sir Thomas Sharpe (Hiddleston) y su hermana Lady Lucille Sharpe (Chastain), quienes pretenden cerrar un trato de negocios con el padre de Edith. Y como era de esperarse, un romance surgirá entre Sir Thomas y Edith, culminando en matrimonio y posterior cambio de residencia…y es aquí, donde comienza lo realmente interesante pues conforme avanza la trama, iremos descubriendo poco a poco los secretos que viven dentro de los muros de la residencia de los Sharpe y los oscuros secretos que estos tienen.

La Cumbre Escarlata.

Como mencioné anteriormente, el aspecto visual de La Cumbre Escarlata es simplemente asombroso; el nivel de detalle en cada set, cada vestuario, cada puesta de cámara está perfectamente calculado por su director y logra crear personajes verdaderamente interesantes alrededor del misterio de Thomas y Lucille Sharpe. Desafortunadamente no todos los personajes se sienten tan naturales e incluso se llegan a sentir un tanto forzados dentro de la trama, tanto en cuestiones argumentales como en actuaciones, y en este caso me refiero de forma específica a Charlie Hunnam Mia Wasikowska, quienes no convencen del todo en cuanto a sus motivaciones. Esto quiere decir que también es un problema del guión —el cual fue escrito por Guillermo del Toro Mathew Robbins— puesto que hay un par de huecos narrativos que no explican del todo ciertas cuestiones, además de la intrascendencia que terminan teniendo los fantasmas que en un inicio aterrorizaban a la protagonista, dado a que el desenlace del filme se siente muy apresurado a pesar de contar con momentos verdaderamente memorables. Otro aspecto negativo fue el sonido, ya que hubieron varias secciones al inicio del filme en que la calidad sonora bajaba considerablemente e incluso pude apreciar una desincronización de voces; desconozco si fue un mal proceso del diseño sonoro o un simple hecho aislado de la copia que nos proyectaron, pero fue algo que me decepcionó hasta cierto punto.

La Cumbre Escarlata cumple con lo que prometía ser, una película con elementos fantásticos y sobrenaturales, con dos personajes que me parecieron muy bien desarrollados (los hermanos) y que resulta ser bastante entretenida, en donde se siente el sello y personalidad característica de Guillermo del Toro; pero de forma desafortunada, no alcanza el nivel de sus mejores trabajos, dado a que se siente la presión por parte de un estudio detrás para que se convirtiera en almo mucho más comercial y poder alcanzar a una audiencia mayor.

FICM 2015: Review de "La Cumbre Escarlata"
Lo Bueno
  • El diseño de producción
  • Los Fantasmas
Lo Malo
  • Huecos en la historia
  • Final apresurado
7.5Buena
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
7.8