FICM 2018: Crítica de ‘Acusada’

Usualmente, el cine internacional que llega a nuestro país proviene en gran medida de Estados Unidos y para el cine latinoamericano es mucho más complicado que logre llegar a nuestro país. Únicamente las cintas que obtienen reconocimiento en Festivales prestigiosos alrededor del mundo son las que logran distribución a lo largo del continente americano. Por fortuna dentro del Festival Internacional de Cine de Morelia podemos apreciar mucho de ese cine que en muchas ocasiones llega de una forma muy limitada o no logra exhibirse. Este año una cinta que causó una grata impresión es Acusada, la nueva cinta de Gonzalo Tobal, es un thriller sobre un crimen que te mantendrá al filo del asiento durante toda la película.

Acusada sigue la historia de Dolores, una joven que se encuentra bajo arresto domiciliario mientras se lleva a cabo el juicio en el que se probará su supuesta inocencia o culpabilidad del asesinato de su mejor amiga. El elenco de esta película es encabezado por Lali Espósito, actriz, cantante y bailarina con una gran popularidad en su país de origen;  Leonardo Sbaraglia, el padre que buscará de cualquier forma posible proteger y evitar que su hija llegue a prisión, sin importar lo que tenga que sacrificar; Inés Estévez, la madre que tiene que mostrarse fuerte aunque por dentro está destrozada; Daniel Fanego, como el abogado cuyas acciones nos dejan entre ver que Dolores es solo una clienta más para él; y por último Gael García Bernal, un reportero que enfrentará a Dolores con preguntas que la pondrán al límite. Cabe resaltar que la participación de Gael García es casi nula, apenas unos minutos, aunque esto no significa que no sea importante.

Toda la cinta se carga sobre el trabajo argumental que lograron Ulises Porra y el mismo director, Gonzalo Tobal y como suele pasar en este tipo de películas, la columna vertebral es el ritmo de la trama y cómo nos van soltando información a cuentagotas, situación que logra perfectamente el director. La trama en un principio pareciera simple pero conforme avanza se nos quitará esa idea de la cabeza. Cada personaje tiene sus propios secretos y motivaciones, las cuales terminarán saliendo a la luz. Situación que queda muy bien trabajada, manteniéndote al filo de tu asiento durante los 108 minutos de duración.

¿Pero qué sería de un buen guión sin buenas actuaciones? Y es justo ahí donde la producción tuvo otro gran acierto con el elenco. Lali Espósito, si bien en un principio podría sonar como una apuesta arriesgada (dada la naturaleza de los papeles que generalmente interpreta), pero en Acusada, lo hace de una gran forma, siendo este sin duda el papel más exigente en su carrera. La actriz logra transmitirnos toda esa desesperación, frustración y ahogo que le provoca la situación y que a su corta edad tiene que vivir. Y sobre su actuación se apoyan Leonardo Sbaraglia e Inés Estévez, quienes logran también un trabajo sobresaliente mostrando las cicatrices emocionales que esta situación les ha dejado siendo los padres de esta joven.

Acusada también estuvo presente en el Festival Internacional de cine de Venecia como selección oficial, demostrando que no es una película cualquiera. Sin duda su guión, actuaciones y montaje, crean una experiencia bastante entretenida, que no se puede dejar pasar. Adicional, estoy seguro que Lali Espósito tiene un brillante futuro como actriz en su país natal.

Por lo pronto solo queda esperar para que esta cinta llegue sin problema a las salas de cine mexicanas,para de esta forma apoyar al cine producido en Latinoamérica y mucho más si es del buen cine.

 

7
Nota de lectores0 Votos
0
Lo Bueno
Guión
Actuaciones
Lo Malo
Un par de líneas argumentales sin concluir
7