FICM 2018: Crítica de ‘El Primer Hombre En La Luna’

Damien Chazelle sorprendió al mundo al convertiste en el director más joven en ganar un premio de la Academia (Oscar) a mejor director, gracias a su trabajo en La La Land hace dos años. En esta ocasión regresa con First Man (El Primer Hombre en la Luna) un proyecto completamente distinto a lo que nos tenía acostumbrados ya que es una biopic sobre Neil Armstrong, un astronauta norteamericano sumamente famoso por llevar a cabo la gran hazaña que es descrita en el título de esta película.

First Man nos narra ciertos eventos en la vida de Neil Armstrong (Ryan Gosling), los cuales lo llevan a emprender una de las misiones más importantes y peligrosas en la historia de la humanidad: Lograr viajar a la luna, en el año 1969. Esta biopic, contrario a lo que muchos podrían haberse imaginado, es bastante tradicional y no busca reinventar el género; sin embargo, la sutileza e intimidad que se le otorga al personaje principal sin una trama rebuscada, es un gran logro que se obtiene gracias a la buena labor de Josh Singer, el guionista del filme. Porque la magia de la película radica en que, a pesar de que sabemos cuál será el desenlace de la cinta, lo importante es el cómo se nos narra y es precisamente en este punto, donde la dirección y talento de Damien Chazelle se hacen evidentes.

Otro aspecto a mencionar es que la actuación y desempeño de Ryan Gosling ofrece un perfil psicológico sumamente interesante para dicha personalidad que existió en nuestro mundo actual. Esto se ve reforzado gracias a la co-actuación de Claire Foy (a quien probablemente recuerden por su trabajo en The Crown), ya que logra crear a la perfección la representación de una mujer abnegada, quien sufre el viaje y ausencia de su esposo. Cada mirada, cada palabra que nos otorga, resulta ser un vistazo fascinante para un papel que en otro tipo de filmes suele caer en el cliché. Esto logra crear una empatía real con el personaje y sus sentimientos.

Sin embargo, un factor que termina por jugar en contra de este largometraje es su duración, ya que al ser un poco larga, existen ciertos momentos donde la trama se pudiera sentir un tanto cansina y hasta cierto punto, redundante. De igual forma, el manejo de cámara para ciertas secuencias podría causar algún malestar en la audiencia.

Con First Man, Chazelle se aleja de aquello por lo cual se ganó nuestro corazón y aunque es un cambio bien recibido, el impacto emocional al que nos tiene acostumbrados resulta ser mucho menor en esta película debido a la convencionalidad de la misma. Al final, a pesar de sus fallas resulta ser un viaje que vale la pena tomar y que seguramente te dará satisfacción si tus expectativas sobre una biopic no son tan altas.

8
Nota de lectores0 Votos
0
Positivo
Score
Actuaciones
Negativo
Duración
Historia conocida
8