Siguiendo la tradición de adaptar célebres musicales de broadway a la pantalla grande, llega la versión cinematográfica de la célebre puesta en escena de «Into the Woods»; que hiciera su debut en 1987 llevándose consigo varios premios importantes como el Tony para sus creadores, el compositor Stephen Sondheim, y el autor del libreto James Lapine.

En el ámbito cinematográfico, Disney se ha caracterizado por crear musicales pensados principalmente para cine y muchas veces basados en cuentos de hadas. En esta ocasión, se aventura por primera vez a realizar una adaptación de esta magnitud, considerando que si bien la premisa de la obra se basa en muchos de éstos cuentos, el material de origen no es particularmente infantil.

Para ésto, contrataron de nueva cuenta a Rob Marshall en la dirección, quien podría considerarse una especie de «one hit wonder» en el cine, ya que si bien es todo un genio en dirección y coreografías de los escenarios newyorkinos; únicamente su versión cinematográfica de Chicago alcanzó la gloria esperada llevándose incluso el oscar a mejor película, de ahí en más sus ambiciosos proyectos han sido una desilusión tras otra como «Nine» o la cuarta entrega de «Piratas del Caribe». Para efecto del guión, Disney recurrió a James Lapine, autor original del libreto; sin embargo, las libertades de un escenario teatral no son las mismas que las de una empresa dedicada al entretenimiento familiar.

Utilizando como base los cuentos más populares de los hermanos Grimm, «En el bosque» cuenta la historia de un panadero (James Corden) y su esposa (Emily Blunt), quienes por años han deseado tener un hijo sin resultado alguno. Un día la bruja vecina (Meryl Streep) confiesa que existe una maldición sobre ellos, ya que el padre del panadero robó frutos de su jardín, por lo que al nacer tuvo que entregarle a su hija, la cual permanece encerrada en una torre. Pero fue cuando robo sus frijoles mágicos que la bruja perdió toda su belleza y en castigo lanzo un hechizo para que muriera el árbol genealógico de dicha familia en las siguientes generaciones. Sin embargo, existe una opción de revertir el hechizo si el panadero y su  mujer pueden adentrarse en el bosque y encontrar cuatro objetos:  una capa roja como la sangre, una vaca blanca como la leche, un zapato de oro puro y un cabello dorado como el maíz. De esta forma se entrelazan las historias de Cenicienta, Jack y las habichuelas mágicas, Caperucita Roja y Rapunzel. Pero no todo es lo que parece y los finales felices no siempre son como en los cuentos, ya que el desear algo puede volverse realidad, pero siempre traerá consigo sus propias consecuencias.

INTO THE WOODS

El primer acto de la cinta es maravilloso, pues para nadie es novedad que si bien Marshall ha decepcionado, es impecable en el aspecto visual. La fotografía de Dion Beebe (Memorias de una Geisha) es sencillamente sublime y crea una atmósfera mágica de cuento de hadas. El diseño de producción por parte de Dennis Gassner (Big Fish) no se queda atrás así como el magnifico vestuario de la siempre brillante Colleen Atwood (Con excepción del muy teatral atuendo de Johnny Depp como el lobo feroz). Todos estos elementos visuales funcionan a la perfección en un primer planteamiento original y efectivo de la historia, donde Marhsall y su editor hacen lo imposible por que la cinta sea lo más dinámica posible para un público que es cada vez menos asiduo a éste tipo de musicales.

El problema empieza en el segundo acto, donde la cinta se vuelve repetitiva y en ocasiones pierde el tono, ya que no sabemos si estamos ante un cuento musical clásico o ante una parodia, pero cuando por fin creemos que los conflictos se han resuelto, la cinta prácticamente vuelve a empezar en un tercer acto que acabará con la paciencia hasta del mayor amante de los musicales. En este punto los conflictos parecen no terminar nunca y las resoluciones trágicas de los personajes van de absurdas a verdaderamente inverosímiles. Para el momento en que la cinta llega a su final, como espectadores ya no nos importa el sentimiento o mensaje de ésta, si no el alivio de que al fin ha concluido.

El principal desacierto de esta cinta se encuentra en la adaptación de Lapine, ya que muchos aspectos dan la sensación de funcionar a la perfección en el teatro, pero se vuelven absurdos en una versión cinematográfica, elementos que Tim Burton y John Logan supieron adaptar con maestría en Sweeney Todd por dar un ejemplo. Por otro lado, la historia de Lapine es demasiado cruel  y agridulce para un público que va con la idea de ver un musical mágico de Disney, y sin embargo muchos de los elementos más grotescos de dicho musical son eliminados precisamente para satisfacer esas expectativas, por lo que los amantes de la versión original saldrán fuertemente decepcionados, teniendo como resultado un filme que se queda en el limbo y acaba por no satisfacer a nadie.

Por su parte la música de Stephen Sondheim (Sweeney Todd, West Side Story) que si bien es considerado uno de los más grandes genios musicales, es un tanto repetitiva, y francamente se siente pasada de moda. A diferencia de otros musicales como «Los miserables» o «El fantasma de la Opera» cuyas canciones han traspasado toda generación y escenario, aquí pocos números son verdaderamente memorables y se sienten de otra época y para un tipo de espectáculo muy ajeno al cine.

Cabe señalar que el filme no es un total fiasco, aparte de sus valores visuales y de producción, las actuaciones son verdaderamente buenas, Emily Bunt y James Corden son una revelación en los personajes principales, a los que dotan de gracia y elegancia con verdadera carisma y excelentes notas musicales. Meryl Streep le guste a quien le guste es la mejor actriz viviente y de nueva cuenta se mete en la piel de un personaje completamente diferente al que interpreta con maestría. El resto del elenco es tambien una agradable sorpresa, como la siempre talentosa Anna Kendrick y el debut de Daniel Huttlestone y Lilla Crawford como Jack y caperucita respectivamente.

«En el bosque» es un filme fallido en muchos aspectos, pero repleto de buenas intenciones, cuyo mayor pecado es no no haber sido lo suficientemente valiente al apegarse por completo al mensaje crítico y oscuro del material teatral en el que se basa y acaba por convertirse en un visualmente hermoso pero bastante tedioso musical, en cuyos mejores momentos añoramos la genialidad que pudo haber sido.

Título original: Into the Woods

Director: Rob Marshall

Elenco: Meryl Streep, Emily Blunt, James Corden, Anna Kendrick, Chris Pine, Tracey Ullman, Johnny Depp, Christine Baranski

Review de "En el bosque/Into the woods"
Lo Mejor
  • Meryl Streep
  • La fotografía
  • El diseño de Vestuario
Lo Peor
  • El guión mal desarrollado
  • La dirección
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
5.4