Review de «La Gran Muralla»

 Zhang Yimou es un director chino que cuenta con una extensa filmografía en donde nos ha probado a lo largo de los años su gran talento como narrador. Algunas de sus películas pueden ser consideradas como verdaderas obras de arte gracias a la exquisita fusión que logra crear en cada uno de los departamentos de sus películas, que van desde la fotografía, el diseño de arte, vestuario, coreografías, además de buenas historias por supuesto. Ejemplos de filmes así podrían ser Héroe, La casa de las dagas voladoras, La Maldición de la Flor Dorada Las Flores de la Guerra. En esta ocasión nos trae La Gran Muralla, un largometraje producido por Legendary Pictures, contando con Matt Damon Pedro Pascal como los protagonistas principales.

En La Gran Muralla se nos introduce a un grupo de mercenarios que en la época de la dinastía Song, en China, buscan conseguir uno de los inventos chinos más importantes de la historia, la pólvora. El problema surge cuando un grupo de bandidos les ataca, mermando al grupo y en la oscuridad de la noche, son enfrentados por una criatura desconocida. Poco tiempo después William (Damon) y Tovar (Pascal) logran llegar a la gran muralla china donde inicialmente se les trata de forma hostil, hasta que el ejército de la Orden Sin Nombre descubre que se enfrentaron a un tao tie, una criatura alienígena que cada cierto tiempo trata de invadir China. Aquí es donde nos enfrentamos a uno de los muchos fallos de la cinta, pues se utiliza el clásico e innecesario cliché de un hombre blanco salvando a personas de raza distinta, e incluso se hace uso de un humor muy soso con diálogos trillados que se sienten tan artificiales como las armaduras de la llamada Orden Sin Nombre.

la gran muralla

Por su parte, a pesar de contar con algunas secuencias de acción visualmente asombrosas hay que mencionar el notorio abuso de efectos digitales en la película, tanto para el diseño de las criaturas a las que enfrentan, como en las secuencias de acción que se ven plagadas de efectos visuales, despojando así el sello característico de autenticidad que Yimou imprime a sus filmes, aún cuando sean parte del sub-género Wuxia (Caballeros de las artes marciales). Matt Damon y compañía se sienten fuera de lugar al ser tan forzados con sus papeles, demostrando los grandes fallos y huecos que existen en un guión tan mal trabajado como este. Uno como espectador se reirá de forma involuntaria ante las inverosimilitudes que vemos en pantalla, e incluso podremos sentir pena ajena por estos actores mal aprovechados.

La Gran Muralla es una cinta entretenida si no se tiene ninguna otra opción en cines, que te hará reír por razones equivocadas y que desafortunadamente se siente como una oportunidad perdida de lograr crear un filme intenso y de buena calidad utilizando a actores chinos y americanos en esta bizarra producción. Zhang Yimou no debería permitirse trabajar nuevamente en un proyecto similar ya que solo daña a su legado filmográfico.

la gran muralla

5
Nota de lectores1 Vota
3.9
Positivo
Música
Diseño de arte
Negativo
Actuaciones
Abuso de Efectos Visuales
Historia
5