Recientemente se ha informado que la producción del siguiente filme de James Bond, está en búsqueda del secuaz perfecto, para ayudar al villano principal de la cinta.

Cabe mencionar, que James Bond siempre ha tenido que enfrentarse a este tipo de individuos para poder vencer al rival en cuestión, pero lo que caracteriza a estos enfrentamientos, es que regularmente son sumamente físicos. En donde la habilidad, experiencia y en ocasiones un poco de suerte, Bond ha logrado triunfar sobre estos portentos físicos.

El ejemplo perfecto de este tipo de secuaz, es sin lugar a dudas aquel hombre apodado, Mandíbulas, quien medía casi dos metros, tenía una fuerza considerable e incluso, tenía una dentadura prostética de metal, con la cual podía destrozar cualquier cosa…literalmente hablando.

jaws

Ahora para Bond 24, Sam Mendes quiere seguir el camino de las buenas decisiones e incluir un villano similar, pues se dice que el casting para el asesino principal ha comenzado, se busca a un individuo que sea extremadamente físico y con una altura de 1.90 metros. Se comenta que el rol implicará una persecución en autos y diversos encuentros físicos con el agente 007 durante el transcurso de la película. El nombre del personaje se informa que es Hinx (aunque tal vez no sea el que se use al final).

Fuente: MI6