“Si se necesita a un pueblo para criar a un niño, se necesita a un pueblo para abusar de él».

La pedofilia siempre ha sido un tema muy delicado, el simple hecho de pensar en que un adulto obtenga placer sexual a través de un infante es sumamente perturbador. Desafortunadamente son muchos los casos que existen alrededor del mundo en donde estos actos tan atroces se cometen, siendo una institución como La Iglesia Católica uno de sus principales exponentes, pues es muy sabido que muchos miembros de este tipo de organizaciones, abusan de los niños que habitan en orfanatos católicos o programas en donde tienen acceso a infantes que son de escasos recursos o están marcados emocionalmente por traumas familiares, factores que aprovechan este tipo de depredadores.

En el año 2002 se publicó una gran investigación por parte del periódico The Boston Globe, en donde un grupo de investigadores que formaban parte de Spotlight (equipo de investigación especial), desenmascararon una serie de abusos sexuales contra niños por parte de una gran mayoría de miembros del clero de Massachusetts (al menos 87 casos registrados y más de 1000 víctimas), evento que se vio ocultado por los altos mandos de la Iglesia Católica por temor a la opinión pública, ya fuera reubicando a los sacerdotes o demás ases que tuvieran debajo de la manga; pero que al ser expuestos por este periódico causó una reacción impresionante por parte del público, demandando justicia para las víctimas.

Este es precisamente el tema que trata En Primera Plana, donde se nos adentra a este grupo de investigación y toda la labor que hicieron para desenmascarar los hechos antes mencionados sin la necesidad de recurrir a especulaciones o demás falacias que dañan al medio, enfocándose solamente en mostrar hechos concretos. Anteponiendo su ética ante cualquier ideología errónea o justificaciones que la gente vinculada a la iglesia les quiere hacer pensar; somos testigos del clásico «Piensa en el bien mayor», tratando de hacer un lado estos terribles crímenes por temor al pánico colectivo que esta noticia podía ocasionar, además de mostrarnos el enorme peso y poder político que tiene La Iglesia Católica.

En Primera Plana

Uno de los grandes aciertos de En Primera Plana es el análisis y auto-crítica que se le hace tanto a la sociedad, como a los propios protagonistas y «antagonistas», donde algunos de ellos dieron algún vistazo a estos casos en el pasado pero desecharon la noticia, por miedo, dinero, vergüenza; es ese sentimiento de culpa y falta de responsabilidad, lo que motiva a varios de estos personajes a tratar de hacer lo correcto. El casting es más que perfecto al mostrar a seres humanos con grandes vulnerabilidades, ya que como comenté anteriormente el tema es sumamente delicado, ya que aún existen muchas personas que se niegan a ver estos hechos debido a su «fe» hacia este tipo de instituciones, que si bien no todos los miembros de esta son iguales, ciertamente hay células corruptas que manipulan todo.

En Primera Plana es una gran película que nos da una muestra de la gran hipocresía que existe en el mundo, en donde La Iglesia Católica se aprovecha de sus adeptos, manipulando su fe y creencias para convertirlas en una especie de fanatismo, un fanatismo que daña todo lo que toca y que les brinda un gran acceso a víctimas potenciales para llevar a cabo sus perversiones. Tal vez el trabajo de The Boston Globe no haya terminado con estas atrocidades para siempre, pero sí significó un cambio dentro del colectivo social lo suficientemente valioso para que el equipo de Spotlight fuera reconocido con un Pulitzer y crear un «despertar» en miles de personas alrededor del mundo.

Review de "En Primera Plana"
Lo Positivo
  • Grandes actuaciones de todos los protagonistas
  • Excelente montaje y edición
  • Análisis objetivo de una historia devastadora
Lo Negativo
  • Tal vez algunas personas la puedan encontrar ofensiva por su temática
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (12 Votes)
8.4