Así como lo leen, después del «inesperado» éxito en taquilla que la secuela espiritual de la franquicia Rocky tuvo con Creed, el actor y también productor de la cinta Sylvester Stallone y demás ejecutivos se han planteado la idea de crear una secuela a este filme protagonizado por Michael B. Jordan y dirigido por Ryan Coogler.

En Creed, seguiremos los pasos de Adonis Johnson, hijo ilegítimo de la leyenda Apollo Creed, el boxeador afroamericano que aceptó el reto del novato Rocky Balboa para disputarse el título de peso completo. Nosotros ya tuvimos oportunidad de ver el filme y es verdaderamente una sorpresa, dado lo bien escrita, actuada y dirigida que resultó ser, motivo por el cual ver una secuela a esta historia sería algo realmente interesante, siempre y cuando se mantuvieran fieles al tono de la primera cinta.

Creed

Y bueno, acerca de las posibles ideas que podrían ser las semillas para la historia de una continuación, Sylvester Stallone comentó lo siguiente durante una entrevista:

«Ryan tiene algunas ideas acerca de ir hacia adelante y atrás en el tiempo, lo cual volvería a unir a Rocky y a Apollo en pantalla. Piensen en El Padrino 2, una idea similar es la que Ryan tiene en mente, lo que a decir verdad suena realmente ambicioso.»

Y con respecto al conflicto que pudiera enfrentar el nuevo personaje de Adonis Johnson, comentó:

«Se enfrentaría a un nuevo contrincante, alguien mucho más feroz, tal vez un Ruso. Se podrían empezar a mezclar mis experiencias y traer nuevas culturas a la historia. Se podría hacer un análisis de los rusos en América hoy en día. La complicación vendría con la chica y sus ambiciones, pues está claro que no es Adrian. Ella tiene lugares a los cuales ir, ver, escuchar, mucho más independiente.»

Si bien parte de lo que comenta suena interesante con respecto al desarrollo de los nuevos personajes, en lo personal disfruté mucho Creed pues no tiene la necesidad de depender totalmente de todas las historias anteriores, a pesar de ser un gran homenaje a la primera cinta. Solo espero que no denigren la historia y personajes para convertirlo en algo mucho más comercial, error que cometieron con los primeros filmes de Rocky, que si bien son disfrutables, no se equiparan con la calidad de la primera historia.