Una de las películas que generaba mucho interés y que estaba pendiente de estrenarse este mes era Kingsman: El Servicio Secreto; adaptación fílmica del cómic The Secret Service, el cual fue escrito por Mark Millar y dibujado por Dave Gibbons y que fuera publicado en el año 2012. La película es escrita y dirigida por Matthew Vaughn y co-escrita por Jane Goldman, además es protagonizada por Colin FirthTaron EgertonMichael CaineSamuel L. JacksonMark StrongSofia Boutella y Jack Davenport.

La trama de la película gira en torno a Gary “Eggsy” Unwin, un chico de clase baja muy problemático (Taron Egerton) y la misteriosa relación que tiene con un hombre llamado Harry Hart (Colin Firth). Conforme avanza la historia, se nos da a conocer que Harry trabaja para una agencia internacional independiente conocida como Kingsmen, la cual es una organización secreta de espías británicos. Y al protagonista se le ofrece formar parte de esta organización.

Ahora, si bien se basa en el cómic de Millar, esta es una adaptación que solo mantiene ese concepto básico de la historia que les acabo de comentar; los demás elementos en la trama son nuevos e incluso el villano principal de la contra-parte impresa es relegado a un rol secundario en su adaptación a la pantalla grande. Esto con motivo de introducir a un villano más “carismático”, pero que desafortunadamente sigue siendo igual de olvidable que el original. En donde sí acertaron, fue con el cambio de género que sufre el personaje de Gazelle, y una expansión del mismo, lo cual la convierte en uno de los mejores aciertos de la película.

gazelle

Otro de los puntos a favor son sus dos protagonistas, Eggsy y Harry, interpretados de forma muy entretenida por Taron Egerton y Colin Firth respectivamente. Las escenas que comparten en pantalla son de lo mejor de la película; desafortunadamente no todo es miel sobre hojuelas ya que a pesar de contar con grandes momentos, tanto visuales como narrativos, el guión de la película no termina de cuajar y se siente como una experiencia vacía hasta cierto punto, sobre todo teniendo en cuenta que el director nos trajo anteriormente películas como Kick-Ass X-Men: First Class (en donde ya se notaba su amor por el cine de espías), las cuales son trabajos mucho más redondos narrativamente hablando.

El villano de la cinta tiene una buena motivación, pero no supo ser explotada y mucho menos otorga un buen trasfondo y psicología de personaje ya que está lleno de clichés y se siente como un personaje pasado de moda. Además, algunos personajes secundarios son relegados de la peor forma, convirtiéndolos en personas muy olvidables e incluso inncesarios; cabe mencionar que Mark Strong se repite a sí mismo pues sus dotes de actuación son muy limitados y es básicamente el mismo personaje que hemos visto en incontables producciones en donde ha participado.

Otro aspecto que daña al filme en un aspecto considerable, es la censura a la que se vio sometida por parte de 20th Century Fox, ya que una de las secuencias más importantes del filme se vio recortada para tratar de evitar herir a aquellos que pudieran ser susceptibles al contenido de la misma, ya que se desarrolla en una iglesia.

Kingsman

Pero a pesar de todos estos errores, Matthew Vaughn logra crear un filme con un muy buen ritmo y a su vez, entretenido. La experiencia que tiene dentro del género se nota, sobre todo en el aspecto visual y sonoro, ya que es donde se encuentran los puntos más fuertes de la película, pues cuenta con grandes coreografías y secuencias de acción, y por supuesto, mucho humor negro (que tal vez pueda ofender a algunos).

A final de cuentas, Kingsman: El Servicio Secreto queda por debajo de las películas anteriores en la filmografía del director, lo cual no es necesariamente malo, ya que ofrece algo fresco dentro de este sub-género de películas de espías; contando con numerosos homenajes, y que a pesar de contar con una mejora considerable narrativamente hablando —si se le compara con el cómic en el que se basa— pudo convertirse en un clásico, pero su trama inverosímil, villano genérico y demás clichés, terminan por afectar una cinta que pudo ser más de lo que es: una película entretenida.

Review de "Kingsman: El Servicio Secreto"
Lo Mejor
  • Muy entretenida
  • Grandes secuencias de acción
  • Homenaje al cine de espías
Lo Peor
  • Mark Strong haciendo el papel de siempre
  • Villano genérico
  • Personajes secundarios desaprovechados
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
7.9