Por Arturo P. Reyes

Título original: Dawn of the planet of the apes

Director: Matt Reeves

Elenco: Andy Serkis, Jason Clarke, Keri Russell, Kodi Smit-McPhee, Gary Oldman

Hace ya tres años que el reboot de una de las sagas cinematográficas más famosas de todos los tiempos marco una nueva pauta en cuanto a narrativa y efectos especiales, alejándose por completo de todo lo que anteriormente se había dicho y hecho sobre “El planeta de los simios” para traer una historia bastante más actual y creíble con base en el clásico de la ciencia ficción.

Este año, de la mano de Matt Reeves, cuya carrera se ha mantenido excelsa tras la innovadora “Cloverfield” y su afortunado remake “Let me in”, llega la espectacular secuela de esta nueva saga de los simios que no sólo alcanza los niveles de entretenimiento y calidad narrativa de su antecesora, sino que en muchos aspectos es incluso superior.

Han pasado diez años desde que un misterioso virus acabo aparentemente con la población humana. Caesar, el simio genéticamente súper desarrollado, no sóloha guiado a sus semejantes a la grandeza de toda una civilización sino que también se ha convertido en un padre de familia que se enfrenta a los problemas de “educar” a su joven hijo. Sin embargo, dicha tranquilidad se verá irrumpida con la llegada de un grupo de humanos liderados por Malcolm (Jason Clarke), su hijo adolescente (Kodi Smit-McPhee) y su nueva pareja (Keri Russell), quienes buscan reparar una presa que se encuentra bajo el dominio de los simios para así devolver la electricidad al entonces incomunicado San Francisco y ponerse en contacto con el resto del mundo.

Caesar, que conoce tanto el lado bueno de los seres humanos como su capacidad de guerra y venganza, acepta ayudarlos con la promesa de que respetarán el territorio de los simios una vez terminado el trabajo. Pero no todos los simios piensan como Caesar, pues algunos como “Koba” vivieron las torturas y martirios por parte de los humanos y sus experimentos y será ése resentimiento quien lo lleve a liderar una nueva organización que no sólo pondrá en riesgo la existencia de los seres humanos sino de todos por igual.

Como un filme de acción y ciencia ficción, “El planeta de los simios: confrontación” cumple de sobra, es verdaderamente entretenida, con personajes perfectamente estructurados y un ritmo que mantiene al espectador al borde del asiento. Por supuesto al ser una súper producción de su categoría los efectos visuales están a la orden del día y sorprenden hasta al más escéptico, mención honorífica una vez más a su protagonista Andy Serkis, el rey del motion capture (para quienes no lo conozcan fue también quien interpretó a Gollum de “El Señor de los Anillos” y a King Kong).

Sin embargo la cinta va mucho más allá del entretenimiento veraniego de acción y aventura, pues se trata en realidad de un complejo y estructurado estudio social, que si analizamos verdaderamente sirve como metáfora a muchos de los conflictos a los que se enfrente el ser humano en la actualidad y cuya moraleja y discurso sobre las diferencias de las clases marginadas debería considerarse uno de los ejemplos cinematográficos más interesantes sobre la sociedad que se han hecho en los últimos años.

Dawn-of-the-Planet-of-the-Apes-1

La cinta narra la historia de dos familias, cada una completamente diferente en “raza” o “especie”, pero al final con una misma visión de la supervivencia de su familia y sus semejantes. A su vez podemos ver como aquellos seres ofuscados por el resentimiento son capaces de mover a las masas ignorantes, carentes de conocimiento y crear un verdadero caos capaz de destruir todo a su paso.

Desgraciadamente lo que pudo ser una obra maestra llega a caer en ciertos convencionalismos hacia el último acto y la complejidad de su antagonista se diluye en escenas de acción un tanto exageradas para satisfacer las necesidades básicas de los amantes de los blockbusters.

Con todo y sus pequeños “pecados”, ésta excelente secuela rompe una vez más la regla de que las segundas partes nunca fueron buenas y confirma a la saga como una de las mejores en la actualidad a la que habrá que seguirle la pista. El personaje de Caesar por si solo es ya parte de la cultura popular y está destinado a convertirse en un emblema de la historia del cine.

Review de “El Planeta de los Simios: Confrontación”
Extraordinario espectáculo visual y narrativo, de impecable ejecución cuyos aspectos técnicos como la fotografía de Michael Seresin y el inolvidable score de Michael Giacchino son verdaderamente de primer nivel y están completamente al servicio de una historia emocionante, humana y compleja con la que por difícil que parezca, es sencillo identificarse.
Lo Positivo
  • La actuación de Andy Serkis
  • La música de Michael Giacchino
  • Los efectos visuales
Lo Negativo
  • Villano que cae en lo cliché
  • Gary Oldman se siente desaprovechado
  • Historia humana un tanto intrascendente
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.0