En cuanto vi el primer trailer de Camino a Marte me recordó automáticamente a dos películas que me agradan bastante. La primera es Starman (John Carpenter, 1984) en donde una mujer se relaciona de forma involuntaria con un ente alienígena que toma la forma de su difunto esposo, —interpretado con gran maestría por Jeff Bridges— y éste a su vez, descubre poco a poco lo bueno y malo de la humanidad. La segunda película a la que me recordó fue a K-Pax (Iain Softley, 2001) en donde un hombre en un psiquiátrico asegura ser un extraterrestre y pone a prueba a su psiquiatra (nuevamente interpretado por Jeff Bridges) al hacerle dudar si lo que dice esta persona es real o no (cabe mencionar que K-Pax es a su vez una copia de Hombre Mirando al Sudeste, de 1986 pero esa es otra historia).

En Camino a Martese nos introducirá a Emilia (Tessa Ia) y Violeta (Camila Sodi), un par de grandes amigas que deciden llevar a cabo un viaje a través de Baja California, ésto debido a que Emilia sufre de una enfermedad terminal. En el camino tendrán un encuentro inesperado con un hombre un tanto extraño pues les asegura que proviene de otro mundo, lo cual les pondrá a prueba sobre aquello en lo que creen. Poco a poco esta road movie con elementos de sci-fi tratará de abordar distintos conceptos, tales como el amor, la amistad y el significado de la vida.

Desafortunadamente el resultado es muy inconsistente ya que a pesar de contar con un muy cuidado diseño sonoro, musicalización y estética visual interesante, este filme sufre mucho debido a sus carencias. Los numerosos huecos argumentales, personajes mal desarrollados y actuaciones que se quedan cortas (Camila Sodi y Luis Gerardo Méndez) terminan por aburrir a su audiencia. Incluso la mejor actriz del elenco (Tessa Ia) tiene que hacer lo que puede para representar a una mujer que está muriendo con las pocas herramientas que se le proporcionan. Este filme es una historia que pretende ser más de lo que en realidad es y se nota que toma partes de muchas otras cintas que hemos visto con anterioridad, llena de clichés, donde la unión de todos estos elementos no termina por cuajar para formar un producto verdaderamente convincente.

Si bien es cierto que Camino a Marte es una propuesta diferente y arriesgada dentro del cine mexicano, pues trata de alejarse de esa ola interminable de comedias románticas simplonas y mal hechas del cine nacional, esto no la convierte de forma automática en una buena película. El director Humberto Hinojosa se preocupa más por que su película se vea y escuche bonito, que por entregarnos una historia que aborde de forma profunda y atrevida los temas que abarca de forma tan superficial. Una lástima.

Review de "Camino a Marte"
Positivo
  • La fotografía
  • Propuesta diferente
  • La música
Negativo
  • Personajes mal desarrollados
  • Historia llena de huecos argumentales
  • Es aburrida
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
6.2