El día de ayer les informábamos sobre el interés que Quentin Tarantino tiene en contar con los servicios de Tom Cruise para su próxima película, además de los posibles estudios que podrían producir el filme después de que este director haya decidido romper su relación con The Weinstein Company debido al escándalo de acoso sexual en contra de uno de sus fundadores, Harvey Weinstein.

Hoy se ha revelado por fin que la casa productora para la novena cinta de Quentin Tarantino será ni más ni menos que Sony Pictures, la cual le ganó la partida a Paramount Pictures y Warner Bros. y que también será su distribuidora. Para lograrlo, tuvieron que acceder de inicio a dar luz verde a un presupuesto mínimo de $100 millones de dólares, además de darle libertad absoluta para presentar el corte final que el director elija, además de cierto porcentaje de las ganancias que genere la cinta.

La historia aún sin nombre, se desarrollará en 1969 donde reportes indican que la historia será muy similar a Pulp Fiction en cuanto a desarrollo se refiere, donde una de las historias principales se enfocará en el asesinato de la actriz Sharon Tate a manos de Charles Manson y sus seguidores.

Ahora ya con un estudio detrás que le apoye, los planes de Tarantino son inicial la producción en verano del 2018 para así poder estrenar la película en el transcurso del 2019.

Fuente: Deadline