Por Arturo Reyes

“La música tiene la capacidad de convertir una imagen cotidiana en algo hermoso.”

Frase que menciona Dan (Mark Ruffalo) en la nueva cinta de John Carney, director de la joya independiente «Once» que conoce esta teoría a la perfección y la aplica de nuevo en su más reciente filme con resultados que desaofortunadamente, no alcanzan los niveles de maestría de su antecesora.

Empezar de nuevo” (Begin Again) cuenta una historia verdaderamente simple y muchas veces antes vista. En un bar New yorkino, un aspirante a cantante invita a subir al escenario a su amiga Greta (Keira Knightley sin vesuarios suntuosos de época), una cantautora un tanto desangelada que no logra cautivar las miradas de ninguno de los presentes más que la de Dan (Ruffalo), un productor musical que se ha quedado desempleado y vive una crisis familiar típica: la hija adolescente rebelde que reclama su ausencia y la esposa crítica y exitosa harta de sus irresponsabilidades. Greta por su parte tiene su propia historia, pues también se encuentra en el peor momento de su vida tras terminar su relación con Dave (el mismísimo Adam Levine de los Maroon 5), quien se convirtió en una estrella de rock inmediata y termino la relación por otra mujer.

Dan es el único que puede ver en Greta el gran talento que ésta posee y de igual manera ella es la única persona que cree en él como el descubridor de talentos que una vez fue. Juntos comenzarán a crear un álbum musical que no sólo impulsará sus mutuas carreras, si no que cambiará su vida y la de aquellos que los rodean para siempre.

La premisa, si bien es bastante común, no deja de tener su encanto gracias al carisma y naturalidad de sus dos protagonistas; ambos son personajes completamente identificables para el público en algún momento de la vida, cabe resaltar que las honestas interpretaciones de Ruffalo y Knightley hacen que sus personajes funcionen y mantengan al público interesado en todo momento. Desafortunadamente no ocurre lo mismo con el resto de los personajes, que si bien se componen de un elenco multiestelar, no dejan de ser meros bosquejos y clichés que se sienten vistos un millón de veces antes, por momentos hasta podemos adivinar sus diálogos. James Corden es el amigo incondicional, gordito y bonachón de la protagonista, Hailee Steinfeld que sorprendió en la cinta de los hermanos CoenTemple de acero”, aquí no es más que la adolescente resentida con talentos que sus padres desconocen; por su parte Adam Levine que si bien actúa bastante mejor de lo que podría esperarse, tiene un personaje completamente flojo como el ya múltiples veces escenificado rock star encantador que no pertenece a una sola mujer.

A pesar de que estos elementos han hecho funcionar la fórmula más de una vez, la cinta en general termina por decepcionar debido a la soberbia de su director/escritor, qué en su afán por diferenciar su obra del resto de targicomedias románticas que se han hecho en la misma línea, opta por una resolución abrupta y mediocre que no lleva a ningún punto. Al final de la cinta el espectador no puede más que sorprenderse de que se prendan las luces del cine comenzando a aparecer los créditos cuando lo mínimo que se esperaba era un clímax y desenlace donde se resuelvan los conflictos y situaciones planteadas durante toda la trama por sus protagonistas. Por otro lado nunca acaba por definirse si estamos frente a un drama, comedia o romance, pues ninguno de los géneros acaba por cuajar por completo y se complementan pobremente entre sí.

Cabe resaltar que “Empezar de nuevo” tiene sus momentos encantadores, el soundtrack es fantástico y algunas secuencias son verdaderamente inolvidables, como aquella donde los protagonistas recorren las calles de la inigualable ciudad de Nueva York compartiendo sus audífonos y sus gustos musicales personales. Vaya, en la parte musical la película es casi una obra de arte, pero no así la fotografía de Yaron Orbach que incluso hace algunos detalles casi imposibles de identificar.

Un filme con un tremendo potencial gracias a sus protagonistas y el talento demostrado anteriormente por su director, que termina por caer en lo común y sus pobres resoluciones finales la dejan como una película dominguera de la que se esperaba mucho (pero muchísimo) más y uno no puede más que lamentarse al pensar que hubiera sido de esta cinta bien intencionada con un clímax y desenlace más intenso y emotivo.

Título original: Begin Again

Director: John Carney

Actores: Keira Knightley, Mark Ruffalo, Hailee Steinfeld, Adam Levine, Catherine Keener, James Corden

Review de "Empezar de nuevo"
Lo Positivo
  • Las actuaciones de Knightley y Ruffalo
  • Excelente soundtrack
Lo Negativo
  • Final abrupto
  • El clímax es tibio y desangelado
  • Personajes secundarios comunes y poco desarrollados
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
6.0