En el 2013 Guillermo del Toro lanzó un nuevo proyecto, titulado Pacific Rim, una película diferentes a pesar de su innegable parecido con Transformers, pero esto es algo más profundo, es un homenaje al estilo de manga conocido como Mecha, en el cual los humanos construyen robots para enfrentar mounstros gigantes conocidos como Kaijus. Del Toro hizo un excelente trabajo con esta cinta, escribiendo una historia con una gran profundidad, con personajes bien diseñados y excelentemente desarrollados, no es sorpresa el por que de inmediato la cinta se convirtió en una película de culto. Tras varios años de peregrinaje y cancelaciones, se anunció una secuela Pacific Rim 2, que en un principio contaría nuevamente con Del Todo en la silla de director, situación que por problemas de agenda no puso llevarse a cabo, cayendo en manos de Steven S. DeKnight, conocido por la exitosa seria de Netflix y Marvel Studios, Daredevil.

Pacific Rim Upsiring es el nombre de esta secuela, la cual tiene un salto en el tiempo en el cual años después de cerrar el portal del pacífico, el hijo de Stacker Pentacos, Jake, quien es reclutado por su media hermana Mako, para que entrene una nueva generación de pilotos de Jeagers, mientras acepta a regaña dientes, una nueva conspiración alrededor de la creación de nuvos Jeagers, lo cual terminara poniendo en peligro la paz mundial.

El elenco esta conformado por John Boyega, Scott Eastwood, Cailee Spaeny, Rinko Kikuchi y Tian Jing, principalmente. Pacific Rim Uprising, se enfrenta a no contar del todo con el elenco que la hizo famosa, no Idris Elba, no Charlie Hunnam y por lo tanto Rinko Kikuchi, es relegada a un personaje de soporte. Ahora el peso recae en el hijo de Petacost, Boyega, que dista mucho de tener carisma, por momentos se limita a realizar la misma actuación que le conocemos en Star wars, mismo caso de Scott Eastwood, quien no tiene otra expresión facial. La idea de incluir infantes y jóvenes en el elenco busca hacerla más accesible a nuevas generaciones, pero esta historia alterna no recibe el peso suficiente para que impacte en la historia.

Los efectos Visuales son superlativos, el diseño de los Jeagers esta bien pulido y las batallas son emocionantes, aunque se pierde esa sensación de maquinarias inmensas peleando, dado que ahora ya son más rápidos. Los Kaijus continúan viéndose muy bien, aunque en el diseño de producción se deja de notar la magia detallista de Guillermo del Toro.

Lamentablemente el guión de esta secuela es inconsistente, se perciben varias lagunas o situaciones que quedan sin resolver, sobre todo con los personajes secundarios, lo cual resta tiempo en pantalla para desarrollar algo mucho mejor elaborado, algunos parlamentos son realmente penosos y eso que uno ya entro en el mood de ver una película de robots gigantes contra Mounstros. Los nuevos escritores a cargo, Steven S. DeKnight, Emily Carmichael, Kira Snyder, T.S. Nowlin, se nota que no aman el cine de Kaijus y tampoco tienen ideal de los Mechas, por lo que para ellos fue hacer una película de Transformers, alejándose de la innovación y de querer contar algo impactante terminaron cayendo en lo simple.

Pacific Rim Uprising es una cinta que prometía mucho, pero malas decisiones en su mayoría provocadas por el alejamiento de Guillermo del Toro, quien se supone produce esta secuela, son las que provocan que esta secuela no este ni cerca del nivel de su antecesora.

Crítica de Pacific Rim Uprising
Lo Bueno
  • Que hubo secuela
  • Efectos Visuales
Lo Malo
  • Guión
  • Actuaciones
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0