Jason Reitman es un director que se ha ganado una reputación en base a películas con guiones bastante frescos como ha sucedido con Juno, Up in the air, Tully, etc. Pero todo es diferente este años, el cual regresa con un trabajo que se siente diferente a lo que anteriormente ha realizado. The Front Runner desde el avance se le ve como su película más convencional y esto ha provocado mucho ruido en sus seguidores.

Con un elenco encabezado por Hugh Jackman, Vera Farmiga y J.K. Simmons, The Front Runner nos cuenta los hechos reales en los que a unas tres semanas de elegir al representante demócrata para las elecciones presidenciales de 1988, el puntero, el senador Gary Hart (Hugh Jackman), se ve envuelto en un escándalo sexual, que pondrá entredicha su candidatura, el resto ya conocemos, la historia.

El problema con este tipo de historias es el manejo y es que The Frontrunner, presenta un tema moralmente delicado y cómo lo dirige Reitman parece un panfleto aleccionador de lo que no se tiene que hacer por parte de un candidato mientras esta en periodo electoral. Además que el tema, suena poco interesante para nosotros que no estamos tan inmiscuidos a política norteamericana lo cual lo vuelve poco atractivo, esto adicional de que se queda ahí estancado, sin lograr levantar, incluso la intriga generada por la situación tiene un manejo lento y que termina abrumando al espectador.

A pesar de contar con un cast bastante interesante, The Front Runner logra levantar y eso que Hugh Jackman y Vera Farmiga, intentan darle dinamismo Ni las actuaciones el cast diverso o el buen ritmo de la misma película, en especial la de Hugh Jackman o Vera Farmiga, no logran levantar la película.

En aspectos de producción, The Front Runner, cumple sin ser magnifica, representando fielmente los ochentas, pero es algo que en producciones americanas ya no debería sorprender. En los otros temas técnicos cumple discretamente, lo suficiente para que la película no sea un completo desastre, lamentablemente, la importancia de esta radica en su argumento y el nivel histrionico.

Es una lástima que en tan poco tiempo, Reitman haya presentado dos versiones, de lo que es hacer buen y cine regular. The Front Runner, es una película que disfrutaran únicamente los amante del cine con tintes políticos.

FICM 2018: Crítica de The Front Runner
Lo Bueno
  • Actuaciones
  • Ritmo
Lo Malo
  • Manejo de la historia
5.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0