Uno de los estrenos más anticipados para el próximo mes de Febrero es Deadpool, la adaptación fílmica de uno de los personajes más famosos e irreverentes de todo el universo Mravel. Esta película estuvo muchos años en desarrollo por las características de su protagonista, pues es sumamente obsceno y lleno de violencia, violencia que debería aparecer de forma muy gráfica en una adaptación al cine y que afortunadamente, se ha filmado así puesto que la clasificación que obtuvo este proyecto es R, el equivalente a C en nuestro país, osea solo para adultos.

Pero hoy el actor T.J. Miller, quien también participa en la cinta, dio a conocer que los directores están trabajando en una versión mucho más gráfica, violenta y grosera que la que se estrenará en cines, un Director’s Cut o como se le conoce por estos lares, una Versión del Director. Ahora, este tipo de versiones se caracteriza por incluir algunos minutos más de metraje, pero editado de forma que sientes que estás viendo un filme completamente diferente, no hay que confundir con las versiones extendidas que solo alargan el material original. Un ejemplo perfecto de una versión del director es aquella que estrenó Ridley Scott para su filme Kingdom of Heaven, protagonizado por Orlando Bloom y que cambió por completo la forma en que se vio la “versión original de cines”, pues la historia y trasfondo de personajes se amplio mucho mejor, y resultó ser una película bastante buena.

Si este es el caso de Deadpool bienvenida sea esa edición que posiblemente será estrenada en formato casero, una vez que la cinta termina su corrida comercial en los cines alrededor del mundo.

Deadpool cuenta nuevamente con Ryan Reynolds como el mercenario bocazas y su estreno está programado para el 12 de Febrero de este año, y ha contado con una gran campaña de marketing.

¿Ustedes qué opinan? ¿Les gustaría ver esta versión?

Deadpool