House of Cards es una de las cartas más fuertes de Netflix, uno de los servicios de streaming más grandes del mundo. Y después de una excelsa primera temporada, todos nos enganchamos con la historia de Frank y Claire Underwood (interpretados por Robin Wright Kevin Spacey), los protagonistas de esta oscura historia llena de intrigas, traiciones, conspiraciones y muertes dentro del mundo de la política Estadounidense. Es por eso que la segunda y tercera temporada de esta serie se quedaron muy por debajo de lo que se nos presentó en su primera corrida, ya que se perdió un poco de ese brillo y cinismo que caracteriza a los protagonistas de esta serie.

Debido a estos factores, la anticipación por la cuarta temporada de esta serie era enorme y vaya que no decepcionó, pues todos los aspectos que hacen de esta serie algo brillante, fueron totalmente recuperados e incluso mejorados. La introducción de nuevos personajes y enemigos para nuestros protagonistas fue algo que benefició mucho al desarrollo de la historia, además del regreso de algunos viejos conocidos.

House of Cards

Para aquellos que sepan como terminó la temporada anterior, saben que Claire y Frank no terminaron de la mejor manera, dado que su relación se encuentra en un momento lleno de incertidumbre, lo cual ocasionará cierto antagonismo el uno con el otro, convirtiéndose en rivales, demostrando que son personas temibles cuando se lo proponen. Con respecto a los nuevos personajes que se introducen, uno de ellos es la madre de Claire (una brillante Ellen Burstyn), quien aporta una sub-trama realmente interesante para Claire, donde deberá enfrentar a los fantasmas de su pasado para poder forjarse un buen futuro. Por su parte, Frank deberá hacer lo mismo, enfrentar a su pasado, esto debido a que sus terribles crímenes saldrán poco a poco a la luz gracias a la perspicacia de varios personajes que ya conocemos; además deberá enfrentar a un nuevo rival, William Conway (Joel Kinnaman), quien demuestra ser un digno adversario ya que es igual de astuto y manipulador que Frank Underwood.

Si bien mucho de la trama abarca la relación de Claire y Frank, también se introducen temas muy importantes como la posesión de armas, terrorismo y lo más importante, el manejo de nuestra información personal e intereses que se encuentra disponible en internet gracias grandísimas bases de datos. Esto logra crear una gran reflección acerca del poder de manipulación que puede tener el gobierno sobre nosotros, y no hablo solo de los Estados Unidos, sino también de un país como México, en donde se vive una corrupción inmensa dentro nuestro gobierno. Cada día vemos noticias en donde periodistas que tratan de decir la verdad, hacer su labor, terminan siendo amenazados a muerte, o peor aún, asesinados a sangre fría por políticos que quedan impunes ante estos terribles crímenes que cometen. El espejismo que existe entre el personaje de Will Conway y nuestro actual presidente, resulta ser muy interesante ya que se le presenta como el candidato ideal gracias a contar con una «familia perfecta», dos hermosos hijos y una bella esposa, factor que fue determinante para muchos mexicanos a la hora de elegir al «líder de nuestra nación» (aunque este «líder» desearía tener una pizca de la astucia de este personaje ficticio). Todos estos temas tan controversiales son presentados de manera brillante en este mundo «ficticio», que está más apegado a la realidad de lo que nos gustaría admitir.

House of Cards

En cuanto a las actuaciones, Kevin SpaceyRobin Wright están espectaculares en cada episodio, es increíble la química que ambos tienen en pantalla, lo cual solo nos deja escenas memorables cada vez que pelean o conversan sobre sus intereses. Otro actor que ofrece una gran labor es Michael Kelly quien interpreta a Doug, el jefe de gabinete del presidente Underwood y uno de sus hombres más fieles; este personaje tendrá un arco narrativo realmente interesante en donde por un momento se nos hará creer que buscará redimir sus pecados de alguna forma, solo para mostrarnos el pervertido ser que en realidad es.

Esta cuarta temporada se siente como el penúltimo capítulo de esta historia, ya que aunque fue renovada para una 5a. temporada, se siente que ya no hay mucha tela de donde cortar, y solo resta esperar al año siguiente para ver lo que probablemente será el final de esta tragedia. Eso es precisamente lo que House of Cards es, una serie de TV acerca de personajes sumamente rotos y corruptos, mostrando sin temor alguno la perversión humana y lo que somos capaces de hacer con ella. La brutalidad de su esencia es lo que cautiva a la audiencia y es la razón principal por la cual año con año seguimos la historia de un monstruo como Frank Underwood.

House of Cards

Netflix Review: "House of Cards Temporada 4"
Lo Positivo
  • Las actuaciones de Robin Wright y Kevin Spacey
  • Los nuevos personajes
  • La historia
Lo Negativo
  • El ritmo de algunos episodios se siente muy lento
  • Los obstáculos que se presentan son superados muy fácil por los protagonistas
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0