El Rey Kong, el gorila gigante que se ha mitificado a lo largo del tiempo dentro del séptimo arte desde su primera aparición en 1933, ha contado con numerosas películas que han abordado la historia de este ícono para establecer en él una especie de figura de antihéroe que todos conocemos, hayamos visto sus películas o no. En este año la clásica historia donde este gorila se enamora de una rubia mujer y escala uno de los edificios más grandes de Nueva York ha sido modificada en beneficio de crear un espectáculo visual, lleno de acción y nuevas sub-tramas ajenas a su clásica historia.

Esta nueva historia nos introduce personajes que no hemos visto y se desarrolla en el año de 1975 al finalizar la guerra de Vietnam. Bill Randa (John Goodman), un científico que junto con otro grupo de exploradores que han sido reunidos para explorar una isla que parece que nadie ha descubierto, realizan un viaje donde intentarán descifrar los misterios que esconde dicho lugar. Entre el grupo de exploradores que destacan es James Conrad (Tom Hiddleston) un británico y ex-militar que ha sido contratado con la finalidad de proteger a todos los miembros de la expedición. Por otro lado, Mason Weaver (Brie Larson) es una fotógrafa anti-bélica que no solo se dedica a capturar los momentos más importantes de la trama, sino que también se involucra en la acción del filme. Por su parte, el Coronel Preston Packard (Samuel L. Jackson) apoya la misión con un grupo de fuerzas armadas.

Kong: La Isla Calavera es una re-introducción de éste mítico personaje, solo con el propósito de crear un universo compartido con otras criaturas de gigantescas proporciones como Godzilla y por este motivo se llevaron a cabo los cambios narrativos antes mencionados. Esto logra que hasta cierto punto, se le otorgue una perspectiva fresca y llena de acción a un personaje que es querido por muchos, en donde grandes secuencias de acción y efectos visuales lograrán entretener a cualquiera. Sin embargo, a pesar de lo poco positivo de este filme y la re-invención del personaje titular, la trama se convierte en algo ridículo y difícil de creer aún dentro de su universo fantástico. Incluso la actual manía de introducir monstruos con características de reptil se mantiene en esta película lo cual es algo decepcionante.

El director Jordan Vogt-Roberts (quien también dirigirá la adaptación fílmica de Metal Gear Solid), había logrado destacar hace  algunos unos años gracias a una cinta titulada The Kings of Summer, la cual obtuvo mucho revuelo dentro del círculo de cine independiente. En esta ocasión, aunque regresó a las pantallas de cine con otro “Rey”, falla al alcanzar su éxito previo y en lugar de ofrecernos una película interesante, se convierte en un producto mal desarrollado, con un presupuesto exorbitante y un cast desaprovechado. Esperemos que para las siguientes cintas de este “universo compartido” sean mejor manejadas, incluyendo el tan esperado crossover de King Kong y Godzilla.

Review de "Kong: La Isla Calavera"
Positivio
  • Introducción de nuevos monstruos para establecer crossover de monstruos gigantes
  • Fotografía
  • Efectos Visuales
Negativo
  • Cast desperdiciado
  • Demasía de Clichés
  • Trama vacía
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0