Este es un repost de nuestra nota original publicada durante la última edición del FICM.

Este año el Festival Internacional de Cine de Morelia nos presentó una película de esas consideras “prohibidas” o que levantan un gran morbo; Raw es esa cinta. Debo aceptar que al entrar a la sala de cine y escuchar las indicaciones de la presentadora previo a la proyección me hicieron sentir un poco de miedo.

Sin lugar a dudas Raw, cuyo título en francé es Grave, es considerada una de las cintas más impactantes de los últimos años y es que no es para menos. La cinta Franco-Belga dirigida por Julia Ducournau provoco un par de desmayos y fugas de las salas de cine durante su estreno en la edición más reciente del Festival de cine de Toronto, esto debido a las impactantes y crudas imágenes de canibalismo que son exhibidas sin filtros en la cinta.

Raw se trata de una joven vegetariana llamada Justine, quien acaba de llegar al campus de su universidad para estudiar Veterinaria, una tradición familiar. Al llegar a las instalaciones conocerá a su compañero de cuarto y se reencontrara con su hermana, Alexia, quien también estudia la misma carrera pero algunos grados más adelante. Es así que Justine sufrirá una novatada durante su primer semana como estudiante, en donde después de una serie de eventos y pruebas por parte de los alumnos más veteranos, irá despertando en su interior una extraña voracidad y gusto por la carne, lo cual le hará probar cosas nuevas con esta extraña faceta suya, llevándola a experimentar nuevos deseos y sensaciones.

Raw es una película que cuenta con un guión casi redondo ya que una vez que te atrapa no te suelta en ningún momento; te monta en un sube y baja de situaciones y emociones que van desde la risa, al miedo, al asco y finalmente a la excitación. El personaje de Justine es bien desarrollado y llevado de manera interesante de una tierna e inocente niña al ser voraz en el cual termina convirtiéndose. Otro personaje muy importante es Alexei, la molesta hermana mayor que en verdad es desarrollado de manera correcta, justo como una hermana debe serlo, molesta, contradictoria, infame, pero cálida, protectora y confidente.

La fotografía es impactante, es ahí donde nos muestran las imágenes consideradas más fuertes y que le han dado tanta fama a esta cinta, el sonido funciona muy bien y te va adentrando en esta locura. Pero no todo es miel sobre hojuelas, lamentablemente llega un punto en el que al parecer la directora va demasiado lejos y ya no sabe como regresar, así que decide jugar fácil, dándonos un final que aunque es sorpresivo, no es del todo impactante.

Tampoco es que los mexicanos fuéramos a impactarnos con la crudeza de las imágenes, cuando en nuestro propio país tenemos que soportar a diario imágenes igual o más fuertes en los periódicos sensacionalistas. Eso no le resta mérito ni impacto a la película claro está, ya que es una experiencia obligada si eres amante del cine.

Crítica de "Raw"
Positivo
  • El guión
  • La Fotografía
  • El ritmo
Negativo
  • Para la sociedad mexicana no es tan impactante como se promete
  • El final flaquea un poco
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0