Primero que nada me gustaría dedicar este primer párrafo en sentido de homenaje al hombre que es sin duda el máximo representante del anime, la figura que llevo a este género a su punto más alto y que lo llevo a conocerse internacionalmente sobre todo en el cine, un personaje que sin estar dentro de mis directores favoritos actuales si reconozco su enorme talento para crear historias llenas de fantasías y que cuenta con una inagotable fuente de imaginación para llevar nuestros sueños a la gran pantalla.

The wind rises es el último filme de la carrera de Hayao Miyazaki, siendo curiosamente su cinta con menor grado de fantasía (junto a El castillo Cagliostro), esta vez es una historia más real, un biopic sobre un ingeniero aviador que se desarrolla a través de los años 20s y 30s que toca temas como la Gran Depresión, la epidemia de la tuberculosis o parte de la Segunda Guerra Mundial.

El trabajo de Miyazaki en la animación tradicional nuevamente es excelso, un dibujo lleno de belleza y detalles, las secuencias aéreas poseen un gran grado de realismo y emoción, superiores a las que el propio cineasta creara para su cinta Porco Rosso e igualando a las espectaculares escenas de Surcadores del cielo de Mamoru Oshii (Ghost in Shell). Joe Hisaishi es de nuevo el mayor aliado de Miyazaki, su música se adapta de forma maravillosa casi milagrosa a las imágenes que crea el director, sin ser su mejor trabajo como musicalizador, esta banda sonora está llena de vida, emotividad y entrañabilidad.

THE WIND RISES. © 2013 Nibariki - GNDHDDTK

El filme comienza de forma inmejorable, la presentación del personaje principal Jiro, su familia, sus sueños y metas, todo contado con gran talento, con una que otra elipsis que muestran la grandeza de Miyazaki como narrador cinematográfico, a pesar de que se trata de su filme más real el japonés usa los sueños para crear sus típicas secuencias llenas de magia y fantasía, es en estas escenas donde veo los mejores momentos de The wind rises, es el contexto donde claramente el director de Mi vecino Totoro se desenvuelve mejor, dejando pruebas de sobra de ello.

Conforme avanza la historia los sueños se dejan de hacer presentes y comienza el realismo puro y duro de la cinta, a pesar de que el filme posee numerosos momentos notables se ve a un Miyazaki no tan cómodo en estas secuencias, la chispa de la historia poco a poco se va perdiendo, se siente bastante reiteración y un alargamiento de metraje innecesario. Lo que movía a la cinta en un principio (la aviación) queda estancado y olvidado, dando paso a una historia de amor muy bonita eso sí, aunque metida con un calzador.

Miyazaki nos regala un buen puñado de hermosos y entrañables personajes, Jiro no está solo en esta película, Nahoko lleva el peso de la historia de amor, Caproni se lleva los momentos de fantasía pero el roba escenas es el jefe ingeniero Kurokawa, personaje secundario del año, aquí una muestra de cómo el humor puede llegar solo de forma natural, no hace falta hacerlo forzado como lo ha hecho últimamente Disney/Pixar.

La parte final de la película busca llevar al drama a su punto más trágico pero con suma elegancia fílmica, aunque como anteriormente lo mencione en esta parte realista a Miyazaki no lo veo en su mejor nivel, escalones por debajo de lo conseguido por su amigo y colega Isao Takahata en la obra maestra La tumba de las luciérnagas.

Hasta pronto maestro, lo vamos a extrañar.

Review de "The Wind Rises"
El último film de Miyazaki The wind rises es un producto donde queda confirmado que muy pocos manejan la fantasía como este director japonés, aunque en su parte realista queda un tanto descompensada, aun así, se trata del filme animado del año 2013 muy por encima de su competencia.
Lo Positivo
  • Personajes
  • Calidad visual
  • Historia
Lo Negativo
  • Ultima película del Maestro Miyazaki
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0