A la fecha, No se aceptan devoluciones es la película mexicana con mayor éxito a nivel internacional ya que puede presumir ser la cinta con mayor recaudación en taquilla en nuestro país, la más vista en el extranjero y la única en haber logrado rebasar los mil millones de pesos mexicanos. Incluso es la película en español más vista dentro de Estados Unidos, pero éste éxito no quiere decir que su calidad fílmica o narrativa sea igual de buena. Debido a su éxito era sólo cuestión de tiempo para que alguien se animara a hacer un remake, que en este caso llega desde tierras francesas bajo el nombre de Dos Son Familia.

La historia ya la conocemos, el protagonista en esta ocasión es un hombre llamado Samuel (Omar Sy) quien se caracteriza por no tomarse nada muy en serio, ser un fiestero empedernido y no tener responsabilidad alguna. Pero esto cambia cuando un viejo amor (Clémence Poésy) llega a visitarle de forma inesperada y con ella, viene una bebé a quien deja bajo su cargo. Aquí Samuel se verá con la importante responsabilidad de tener que criar a una bebé y cambiar su caótico estilo de vida. Sin embargo, una vez que Samuel se acople a su nueva vida junto con su hija, la madre intentará regresar por ella, desestabilizando la vida de ambos personajes.

Dos Son Familia es protagonizada por el reconocido actor Omar Sy, a quien probablemente recuerden por la fantástica Intouchables, además de la joven Gloria Colston Clémence Poésy, quienes logran sostener la película en base a la química y carisma que logran transmitir. Aunque cuando el drama se presenta, las escenas no logran ser tan convincentes; afortunadamente no son muchas por lo que no pesa mucho este detalle.

Otro factor que vale la pena resaltar es la modificación a ciertos detalles de la historia original, pues la convierten en una narración mucho más sencilla, menos rebuscada, y mucho más dirigida ya que por obvias razones, está dirigida a un público europeo.

El problema de la cinta radica en que ciertas situaciones son tan inverosímiles, que se sienten sumamente falsas dentro de la historia, lo cual le termina afectando. Incluso el uso excesivo de sentimentalismo se siente como una herramienta barata para tratar de manipular al espectador, pues a fuerza quieren que uno llore con escenas que se sienten poco naturales.

Al final de cuentas, Dos Son Familia es una película que logra entretener a pesar de sus fallas, lo cual es su meta principal, pero se siente como una oportunidad perdida para poder mejorar una historia poco original y crear así, una película que verdaderamente valga la pena.

Crítica de "Dos son familia"
Positivo
  • El carisma que transmite el elenco
  • La modificacion de ciertas cosas de la historia
Negativo
  • Ciertas circunstancias son muy irreales
5.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0