“Muchas de mis películas tienen como líder a mujeres que no piensan dos veces en luchar por lo que creen. Al igual que cualquier hombre, toda mujer puede ser una heroína”. Hayao Miyazaki

Uno pensaría que después de tantos años de cine de superhéroes, los personajes femeninos tendrían la misma importancia que la del género opuesto. Pero contrario a lo que muchos esperamos, las mujeres dentro de éste tipo de historias se limitan a ser el típico arquetipo de la dama en peligro, el interés amoroso que sirve de motivación o revulsivo al héroe masculino o en el mejor de los casos, el de una heroína secundaria. El ejemplo perfecto de lo que les comento es Scarlett Johansson y su rol como Black Widow, quien a pesar de ser una gran actriz e interpretar a alguien tan moralmente gris e interesante como lo es la espía rusa, Marvel Studios no ha querido arriesgarse para crear una película en solitario sobre uno de los personajes más interesantes dentro de su universo cinematográfico. Este aspecto también cobra relevancia cuando en cuestión de mercadotecnia, es muy fácil encontrar productos totalmente enfocados a los héroes masculinos y prácticamente nada acerca de sus personajes femeninos. Incluso una serie protagonizada por una mujer como Agent Carter (la cual formaba parte de éste universo) fue cancelada tras solo dos temporadas a pesar de sus buenas críticas y mostrar cómo una fémina intentaba abrirse paso en un mundo controlado por hombres. Es por eso que el estreno de un filme como Wonder Woman cambia por completo el panorama dentro de éste sub-género, ya que estamos hablando de la primera película protagonizada por una súper-héroe y, para nuestra fortuna, no es una mala cinta.

Wonder Woman nos presenta la historia de origen de Diana Prince (Gal Gadot), mujer que vive en la isla de Temiscira, el hogar de las Amazonas; una mítica estirpe de mujeres creada por los dioses del Monte Olimpo para proteger a la humanidad contra los maquiavélicos planes de Ares, el Dios de la Guerra. Aquí fue entrenada como una hábil guerrera para combatir cualquier amenaza que se presente en su hogar. Su existencia se verá interrumpida con el arribo accidental de Steve Trevor (Chris Pine) un piloto estadounidense que es perseguido por fuerzas alemanas, lo cual desemboca en un completo caos en las playas de dicha isla, con pérdidas dentro del pueblo Amazoniano. Esta nueva amenaza hace que Diana reconsidere su posición para con el mundo, y la forma en que puede ayudar a detener un conflicto bélico a nivel global (La primera guerra mundial), uniéndose a Trevor en lo que pareciera ser una misión suicida.

El fuerte principal de Wonder Woman es sin duda, Gal Gadot, quien logra transmitir un gran sentimiento de inocencia y empatía para con nuestro “mundo”, no sin dejar de lado la crítica hacia nuestra forma de ser como seres humanos. A esa capacidad de hacer el bien y el mal por igual, sin importar el bando al que se pertenezca. También se acierta con el casting de Chris Pine como Steve Trevor, quien de forma involuntaria y con un par de diálogos y situaciones, trae el humor a esta trama para que no se sienta tan serio. Eso sí, sin caer en los niveles de ridiculez que ha logrado crear Marvel en los últimos años. De hecho, esta cinta es muy similar en cuanto a funcionamiento a lo mejor de la casa rival, Iron Man, la cual también contaba con un héroe que se ve cuestionado a sí mismo y hace lo posible por mejorar al mundo.

Lamentablemente también cumple con ciertos clichés que ya hemos visto hasta el cansancio dentro de este tipo de cine: el villano genérico, la batalla final entre la heroína y el villano, la sobre-exposición de ciertos elementos argumentales para asegurarse que la audiencia no se pierda en la trama, entre otros. Pero afortunadamente, no son lo suficientemente graves como para derrumbar todo lo bueno que tiene la cinta, lo cual sin duda es un gran logro de su directora Patty Jenkins, quien demuestra que tiene el talento necesario para hacerse cargo de un blockbuster de éste tamaño y salir bien librada.

Al final, el logro más grande de Wonder Woman es el haber creado un ícono dentro del séptimo arte que seguramente será el modelo a seguir de muchas mujeres. Especialmente para las niñas pequeñas que necesitan de un símbolo en una época donde siguen siendo víctimas de abusos y acosos por parte de una sociedad machista. Diana Prince es el ejemplo de que se puede ser una mujer fuerte, inteligente, independiente y vulnerable sin sentir vergüenza por ello y eso amigos, es lo verdaderamente maravilloso.

Review de "Wonder Woman"
Lo Bueno
  • Gal Gadot
  • Patty Jenkins
  • Importancia de un símbolo femenino como wonder woman
Lo Malo
  • Clichés del Género
  • Villano genérico
  • El Tercer Acto Pierde fuerza
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (7 Votes)
8.0